miércoles, 14 de abril de 2010

Marketing de experiencias ¿Cómo?

El único motor, el único centro del movimiento hacia el crecimiento en la carrera de un artista, es la necesidad de desarrollar la capacidad para transmitir mensajes a la máxima expresión. El mensaje del artista o el de otros. Comunicar una visión, una idea, provocar una reflexión, convocar a la acción.

El camino de un profesional del marketing, transcurre en sentido inverso al del artista, sin embargo, los dos confluyen en los mismos cruces de caminos. Para un artista es prioritario el mensaje, estudia, observa, plantea hipótesis, las prueba, revisa, vuelve a estudiar e irremediablemente abre todos los canales de comunicación que nacen con el ser humano para conseguir su fin. Un profesional del marketing también siente el deseo de emitir correctamente mensajes, ejecuta las mismas acciones que un artista y termina abriendo todos los canales de comunicación social que caen en sus puntos de mira.

Si estas dos tendencias y puntos de vista confluyen y encuentran el espacio para diálogo, se acaba redescubriendo el Marketing de Experiencias todas las veces que sean necesarias.

Una estructura simple comprobada y que por los resultados obtenidos se puede dar como válida, es el sistema de fases para componer y organizar un evento donde estén impresos los objetivos que el autor o marca quiera conseguir. Pero esta estructura, si logra, en algún momento del proceso, ser rellenada con todos los pequeños detalles y herramientas que un artista conoce y que también experimentó con todo éxito, sin duda, aumentará la probabilidad de que se alcance un altísimo grado de rendimiento en la transmisión correcta del mensaje. Cumpliendo así el objetivo de dotar de rendimiento a una inversión.

Si tú me pones el esqueleto, yo terminaré de crear el cuerpo. Si tú me das un signo, yo terminaré por darle un significado.

La Blogosfera contiene infinidad de análisis desde el punto de vista del marketing, incluso, encontramos profesionales que son conscientes de la necesidad de enriquecer el marketing con el punto de vista artístico.

El diálogo constante entre las dos tendencias es el camino más fácil de transitar y es imprescindible, para mejorar en ambas profesiones. Con el deseo de alcanzar un grado de comunicación amplio dejaremos de asistir a eventos donde el arte camina en una dirección y el marketing transita hacia la contraria, donde los resultados son bonitos, efectistas pero sólo de impacto. Donde lo que los artistas del mundo escénico llaman, de forma misteriosa, la estructura dramática, es percibida por marketing como una naranja completamente desgajada que deja que el mensaje no llegue a colarse correctamente y donde el sentimiento de frustración termina corrompiendo las relaciones entre ambos mundos.

Este blog nace con el deseo de aportar estructuras artísticas y establecer un diálogo abierto y real entre estas dos tendencias.

¿Cómo? EN TODO MOMENTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario