viernes, 23 de abril de 2010

Valor añadido del arte en eventos


Los caminos y objetivo de un departamento de ventas contienen un valor de vital importancia.

El arte, por si mismo actúa en dos direcciones que crean valor, da contenido a un mensaje para conseguir una mayor interacción, un correcto impacto y manifiesta una belleza que por sí sólo el mensaje no puede trasladar.

Miguel Ángel, pinta la Capilla Sixtina y con ello transmite un mensaje concreto a límites imposibles de determinar y con una efectividad de impacto apreciable a simple golpe de vista, sobre los ámbitos conceptuales, emocionales y anímicos de las personas, que aún hoy, contemplan el espectáculo que plasmó. Cumple, a la perfección, el objetivo que un director de marketing querría lograr. Y, por otro lado, tampoco podemos substraernos a la evidencia de que lo que contemplamos es arte, sin lugar a dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario