viernes, 30 de julio de 2010

¿No logras ver como Arte y empresas pueden combinarse?

Viajero frente al mar de niebla (1818), de Caspar David Friedrich.


No lo veo, nosotros guardamos bajo llaves las claves que movilizan a la organización del evento. Objetivos, intereses, detalles mínimos y estudiados de forma milimétrica que son de vital importancia. Si ante, un simple mensaje, corporativo, siempre Arte me tuerce el gesto, como voy a sentarme a hablar con ellos. Arte llega y despliega todo su plumaje, todos se ponen contentos y se van a casa, sabiendo que una cosa es Arte y otra es mi empresa.

No lo veo, nosotros no entendemos porque guardan bajo llaves y miles de secretos las claves que les movilizan a la organización del evento. Ocultan, objetivos, intereses y detalles mínimos que estudian de forma milimétrica que les son de vital importancia y luego pretenden, que comuniques un "montoncito" de frases que suenas a vacías, a huecas porque, acabamos de repetirlas en el evento de la competencia. Del potencial que ocultan y no quieren contar, me nace un gesto que expresa la increíble distancia que mantienen con la realidad.

Si se quiere encontrar la clave de la diferencia, hay que contar. Si se decide contar hay que sentarse a dialogar.

Arte y Marketing tienen mucho que aportarse el uno al otro es el momento de que se sienten a hablar Arte y Marketing que termina generando Branding.


No hay comentarios:

Publicar un comentario