viernes, 27 de agosto de 2010

¿No ves la utilidad de aplicar conceptos de Branding a eventos?

Melocotonero en flor (1888) Vicent Van Gohg

Resulta inquietante. Siempre aparecen conceptos nuevos que, supuestamente, debemos aplicar a nuestras estrategias empresariales. El mercado, siempre cuenta, con profetas que nos avisan de cambios y nos muestran caminos de adaptación a ellos. Sin embargo, las políticas que nos llevaron al éxito anterior siguen teniendo vigencia y ofrecen resultados, terminamos saliendo de los huecos. Siempre ha sido costoso salir de los obstáculos, pero a fin de cuentas, ese es el espacio habitual donde se mueve una empresa.

Estamos en un momento donde el riesgo es el peor consejo, mantener posiciones firmes de resistencia nos hará quedar en su sitio cuando todo esto se diluya. Apretar el cinturón es la solución más coherente, en este momento, para llegar a persistir.

Pero cuando hablamos así ¿recordamos nuestros inicios? ¿recordamos las miles de empresas que compartían espacios físicos con nosotros y que hoy ya no están? ¿recordamos que la idea de negocio nació de una carencia que podíamos adivinar en un entorno que se había vuelto inmóvil y ciego a las necesidades que vivía la sociedad en ese momento? ¿recordamos la visión de futuro que nacía de la observación minuciosa del comportamiento social y de consumo que otros no podían ver?

¿Recordamos contra quien y como luchaban nuestras respuestas a las objeciones que nos ponía el mercado reinante? La lectura honesta de en que ámbitos se desarrollaban las objeciones y como se mostraban nuestras respuestas son indicativos claros de quien eres en este momento de cambio radical de la estructura del mercado. Si las objeciones que nos ponen ahora ya no son del tipo "No veo la utilidad de aplicar nuevos servicios y productos " y somos nosotros los que hablamos así, olvidando que en un momento fuiste emprendedor que luchaba contra posiciones de gran inmovilismo. Quizá estemos en la posición de aquellas empresas que desaparecieron cuando tú llegaste.

Es el momento de revisar conceptos nuevos que muestras cambios profundos en el comportamiento de consumo de los clientes y hacer el esfuerzo por volver a ser un emprendedor pionero porque el cliente, de forma apreciable, ha cambiado la estructura de compras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario