lunes, 23 de agosto de 2010

Organización de eventos. Cuidando el valor funcional

Se pueden organizar eventos que no tengan ninguna utilidad más allá que la de ofrecer una imagen de empresa como mero impacto de imagen que fidelice y tenga una repercusión de boca a oreja mínimo. Una imagen de empresa que se rompe en el instante que el público recuerda la verdadera cara funcional de la empresa. Imagen de glamour que compite en la misma cancha que la competencia recordando a todos que somos y funcionamos exactamente igual que ella. Podemos generar una repercusión en el estado vital del público asistente óptima que se desvanece justo en el momento de llegar a casa.

O podemos elegir organizar eventos útiles para ofrecer un impacto de imagen que fidelice, que tenga repercusión boca a oreja máximo después de crean una imagen corporativa que nos sitúa lejos de la competencia, respetando el glamour pero recordando que somos diferentes, generando cultura de marca, invitando a la aventura, gestionando de forma adecuada el espacio donde compartimos experiencias, invitando al diálogo y a la interacción para generar una repercusión que se sitúa en la vivencia con el espectador transformando el estado vital a un estado óptimo, de gran penetración que seguirá dialogando durante décadas, con los que asistieron, sus hijos y sus nietos.

Es preciso ser consciente de esta situación y tomar decisiones concretas en varios ámbitos respondiendo preguntas simples como ¿Quiero dar rentabilidad a esta inversión?

El valor funcional de una empresa requiere un cuidado exquisito en empleados y clientes. En empleados requiere dar un diseño específico de materias a impartir y formas adecuadas de formación que aporten resultados correctos en el sendero a transitar para generar marca porque en definitiva, son ellos, los que en realidad muestran la cara de la empresa. Si ellos manchan la imagen con sus acciones inconexas los resultados que vendrán no serán óptimos.

Eventos para empleados

Espacios de formación que se convierten en eventos donde empezar a cuidar la imagen de marca
Los espacios que ya se usan como soportes formativos deben incluir elementos de diferencia significativos. Estos espacios se convierten en espacios donde generar eventos, pequeños bocaditos que llevan sabor a la marca.

Espacios de actividades que se convierten en eventos donde empezar a cuidar la imagen de marca
Las actividades programadas con empleados se pueden convertir en espacios excelentes para leer habilidades, carencias, encontrar soluciones individuales y globales más productivas y se dibujan como excepcionales para abrir diálogos sin presión que inviten a la sensación de pertenencia enriqueciendo la implicación y el encuentro de caminos comunes que ofrezcan soluciones más reales.

Espacios de trabajo rutinario que se convierten en eventos donde empezar a cuidar la imagen de marca
Lugares llenos de todo menos de buen ambiente laboral que se convierten en nidos que gestionan imagen de marca que cae a empresa que se muestra como carroñera. Se pueden convertir en espacios libres que amplifican estados anímicos de estados de vida alto, atrayentes como imanes para nuevos empleados de gran valor, que potencian la fidelización de clientes que ya tenemos y que atrapan clientes potenciales.

Todos son espacios donde el evento ha de buscar crear cultura de marca. Si el empleado se convierte en un fans de la empresa se tienen todas las bases de localización estratégica cubiertas y empezará a crecer nuestro valor reputacional.

Eventos para clientes

Espacios de encuentro con el cliente que se convierten en eventos donde empezar a expandir el concepto de marca
Lugares donde los actores principales son nuestros empleados que hablan, interaccionan, dialogan con los clientes. Todos los espacios donde el cliente se encuentra con nuestra empresa son susceptibles de convertirse en lugares donde gestionar eventos apoyando a nuestros empleados y amplificando la cultura de marca.

Tiendas
Call Center
Oficinas
Stand
Y cualquier espacio donde el cliente toqué la puerta que abre a nuestra empresa.

Organización de eventos para cuidar el valor funcional de una empresa que quiera transformar a marca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario