viernes, 8 de octubre de 2010

¿No ves la existencia de eventos estratégico?

El rapto de las hijas de Leucipo (1618) Rubens.


Del porqué mi empresa termina organizando eventos no puedo dar razón de peso que sustente la afirmación de que un evento puede ser estratégico. Veo que los eventos provocan una ligera sensación de agradecimiento y un furtivo impacto de imagen que termina desapareciendo en un par de días.

Del porqué y para qué se siguen organizando, tengo menos razones que dar porque sabiendo que acaban y que acabando queda tan poco, no sé porqué se sigue invirtiendo en ellos, imagino que por costumbre y porque otros lo hacen.


De la sensación que queda al final rescato agradecimiento, pero, a la mañana siguiente, la relación está justo donde la dejamos antes del evento.

De hace nada, pensé que se organizaban para dar imagen de grandes beneficios que aportaran un peso a la hora de la captación. Tal están las cosas, dudo que esa proporción sea justa y en todo caso, si tuviéramos beneficios, no es el momento de alardear de ellos, para ahondar sufrimientos entre a quienes les va mal.


Los eventos estratégicos se dan en personas que son capaces de percibir este tipo de contradicciones

Las mentes que tienen estas percepciones son las que pueden observar como se despliegan los beneficios de eventos que tienen vocación de convertirse en útiles.

Las mentes que observan las contradicciones en la rentabilización de inversión que provocan los eventos tipo, son las que necesitan cubrir huecos.

Los eventos estratégicos no son eventos tipo

Los eventos estratégicos son los puntos de encuentro donde la historia y la cultura de marca, encontrará el canal adecuado de comunicación y transmisión de mensajes que encuentran espacios para compartir experiencias que aportaran información válida para elaborar nuevas políticas.

Los eventos estratégicos son donde la cultura de marca se convierte en una aventura donde compartir experiencias aportando la posibilidad de generar relaciones más satisfactorias con empleados y clientes.

Que de ser, son ciertos, da fe que los equipos artísticos nunca tuvieron que lidiar con empleados ofuscados, ni con clientes malhumorados, ni siquiera tuvieron que lidiar con empleados y clientes contentos. Todos los equipos artísticos tienen fans que les esperan en la puerta de la calle para charlar con ellos al finalizar un espectáculo.

Los eventos estratégicos son los que construyen Fans y no los que miran como empleados y clientes se hacen más fans de los artistas que programas, dejando en la misma posición de siempre al empleado y cliente con la empresa programadora.

Objetivos que se pueden conseguir:

Eventos estratégicos que cuidan el Valor Funcional, El Valor Emocional y el Valor de Responsabilidad Social Corporativa transformando estos en una historia con la que establecer relaciones más óptimas para conseguir una Reputación adecuada que de solidez y posición de mercado frente a la competencia.

Los eventos estratégicos ayudan a construir una Cultura de Marcas apoyándose en la diferencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario