lunes, 15 de noviembre de 2010

Valor Reputacional de Marcas, clave de éxito

Valor Reputacional de marcas, concepto emergente que da claves de éxito


El Valor Reputacional es una clave que revisa el Valor Funcional, el Valor Emocional y el Valor de Responsabilidad Social Corporativa para construirse de forma correcta. No existe la posibilidad de no revisar y tener en cuenta estos tres parámetros conjuntamente si se está intentado construir un Valor Reputacional óptimo.

El Valor Reputacional exige ver cumplimentada una estructuración correcta y coherente de los compromisos que adquiere un modelo de negocio en los tres valores que lo construyen. Exige ofrecer una lectura adecuada del comportamiento corporativo de un modelo de negocio y una comunicación abierta de todo ello a empleados, clientes, inversores y todo el grupo social donde se desenvuelve la actividad empresarial manejando valores éticos, culturales y de responsabilidad social, la manifestación de unas actitudes claras de compromiso mantenidas a lo largo del tiempo con todos los elementos que conforman su historia y un marcado carácter proactivo para gestionar y comunicar todos los conceptos, factores y parámetros de los cuales dependerá este valor.

La construcción de este Valor Reputacional implica dar un paso que identifique diferencias entre los funcionamientos habituales hasta el momento para poder encontrar los espacios de implantación del proceso y los soportes comunicacionales que sean precisos para la elaboración de una estructura implicando a todos los protagonistas del desarrollo de este concepto emergente como son empleados, clientes, inversores y sociedad que haga crecer y que cuide este valor. Para dar efectividad a este valor, resulta necesario lograr hacer una distinción entre los objetivos que buscan crear una imagen corporativa y una reputación corporativa.

La diferencia entre Imagen corporativa y Valor Reputacional, está circunscrito a una clara orientación a la venta rápida por emboscadas que marcan todos los procedimientos y políticas que establece la Imagen corporativa o a una dirección de venta relacional que busca una permanencia y posicionamiento sólido en el tiempo que son las estructuras que crea el Valor de Reputación de marcas

Puedes sopesar la tendencia que está ocupando en los ámbitos financieros y de mercados la presencia, cada vez más manifiesta, de este nuevo concepto para concluir tomando la decisión correcta que más beneficie a tu idea de negocio eligiendo o no, añadir valor aumentando reputación en tu oferta comercial, construyendo solidez que soporte crisis, dando mejores resultados financiero, atrayendo y manteniendo valores de talento creativo a tu proyecto y convirtiéndote en líder de mercados o puedes desestimar la oferta, sin un análisis previo. Puedes adecuarte a la nueva época que abre la era de las comunicaciones o pretender olvidar que tus emboscadas tienen un valor mínimo, porque el boca a oreja, es lo único que tienes garantizado, cada vez con más virulencia, cuando tus clientes han encontrado esta forma para aplacar los miles de miedos que le surgen a la hora de efectuar un cambio que a ti te perjudica, pero que a ellos les beneficia porque les da la tranquilidad que tu Imagen corporativa no puede trasladarles, optando de forma pragmática y clara por un Valor que da claves de éxito construyendo Branding y logrando un sistema efectivo de captación por atracción y fidelización para clientes transformándolos a usuarios o fans de tu marca.

Las mediciones habituales clásicas de liderazgo, caen ante la construcción cada vez más premeditada y efectiva de un Valor Funcional que provee de una atracción objetiva y de un Valor emocional que vincula provocando una atracción subjetiva.

Tomar el camino de la construcción de una buena Reputación como marca, implica esfuerzo y planificación objetiva, nunca estará dado por circunstancias más o menos favorables. Para la construcción de este valor, es preciso clarificar objetivos, hacer lecturas reales de mi valor actual tomando medidas y adaptando medios y herramientas para conseguirlo.

La sorpresa, está en que una vez has logrado conseguir una buena Reputación de marca, la Imagen corporativa, tenderá a reubicarse para dar apoyo sistemático a la marca. Las embocadas, tenderán a ser más efectivas y útiles imprimiendo rapidez de expansión en espacios de tiempo concretos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario