miércoles, 1 de diciembre de 2010

Transformar clientes en usuarios en los puntos de encuentro

Experiencias estratégicas en los puntos de encuentro con clientes que cuidan el Branding


"Los eventos estratégicos existen y se muestra en la capacidad de convertir un elemento cualquiera, que es en apariencia decorativo, en algo de verdadera utilidad con coherencia de principio a fin en todo una estructura direccionada hacia la consecución de los objetivos de la marca"

Si la inversión la vas a realizar ¿Porque cuidar, en tu evento, solo el Valor Funcional? Si la inversión ya la vas a realizar ¿Porqué no usarla, en tus eventos, para marcar diferencias creando Valor Emocional y despertando oídos, en el diálogo interactivo que provocan, para construir un buen Valor de Responsabilidad Social Corporativa? Si la inversión ya la vas a realizar ¿Porque no construyes eventos, que te aporten Valor de Reputación como marca?

Si la inversión ya la vas a realizar ¿Porqué conformarte con tener caras de clientes en vez de transformarlos en usuarios o mejor aún, en fans?

¿Porqué ibas a querer hacer una inversión para conseguir un resultado efímero, si tienes la posibilidad de conseguir un resultado mucho más duradero?

Asumir nuevos procesos para obtener resultados diferentes

Un cliente asume su rol en una acción comparativa que despierta una conducta que busca la mejor opción que le aporte beneficios materiales rápidos. La acción comparativa le lleva a localizar contradicciones en todos los puntos donde sus intereses se vean mermados. En relación con las contradicciones que encuentra en todos los mensajes, estructura un convencimiento absoluto en la deshonestidad de las empresa donde contrata dando como válido seguir el mismo proceso al que es sometido, como la única opción de conseguir un trato favorable. El rol del cliente permite asumir posturas cada vez más rígidas y más difíciles de romper, siente el engaño en todas las oportunidades donde debe tratar con la entidad corporativa y construye actitudes agresivas en todos los contextos. En momentos puntuales elegirá siempre aprovecharse en vez de permitir que se aprovechen de el. El trato con el cliente termina convirtiéndose en un camino espinoso que obliga a asumir posturas de gran benevolencia y actitudes de sumisión que te exigen esfuerzos asumiendo pérdidas millonarias que resulta complicado rentabilizar. Más sumisión que te lleva a una tendencia incontrolable a mantener consideración de gran perdedor.

Puedes aparecer en el mercado como una empresa que hace grandes logros en marcar honestidad en los procesos del Valor Funcional. Pero sin asumir el cambio que obliga a la transformación del rol del cliente por el de usuario, la secuencia lógica terminará convergiendo en ciertas prácticas que anunciaran una clara tendencia al sentimiento de perdedores en la relación con el cliente y que obliga a invertir en actitudes de carácter de clara sumisión, que llenarán el modelo de negocio de grandes pérdidas.

El problema, reside en no poder aceptar la idea de que los clientes han de convertirse en usuarios para no caer por el mismo precipicio por donde caen las entidades corporativas, que por mucho que lo intentan, necesitan tiempo y un trabajo exquisito para lograr, siquiera divisar los paisajes que traen los conceptos de marcas.

Los usuarios y fans, manifiestan un comportamiento distinto por la vinculación emocional y la empatía positiva que despierta un proceso de identificación correcto con el modelo de negocio. Establecer una relación empática con un usuario, implica que no se despierte la actitud comparativa que pretende buscar defender intereses de forma agresiva con un modelo de negocio que no muestra tendencia al abandono de la consideración de que desde el error, se pueden construir grandes aciertos. El usuario no precisa de señales que le aborden, el usuario está esperando los productos porque está al tanto de tus procesos. El usuario se identifica con el modelo de negocio no en el Valor Funcional, sino que se vincula a el a través de procesos emocionales. Una vinculación emocional obliga a una escucha activa que aportara soluciones eficaces a la hora de construir Valor de Responsabilidad Social Corporativa.

Los puntos de encuentro, han de ser considerados como espacios de eventos estratégicos con los clientes y deben ser cuidados y mimados al nivel de una comunicación total, no sólo del Valor funcional, sino que deben trasladar una Cultura de Marca con la que poder vincularse de forma adecuada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario