viernes, 3 de diciembre de 2010

Transformar empleados en usuarios. Teambuilding con Recursos de Ocio

Actividades de formación que buscan convertir empleados en usuarios que pueden cuidar el Branding

Teambuilding con Recursos de Ocio

"Existen las actividades de formación que se convierten en estratégicas porque convierten una acción concreta en un espacio que implementa soluciones en valores que darán Reputación de marcas, adecuando los canales para poder cuidar la imagen en todos los puntos de encuentro con los clientes para lograr transformarlos en usuarios".

Si la inversión la vas a realizar ¿Porque no cuidar, en tus actividades y eventos con empleados, solo el Valor Funcional? Si la inversión ya la vas a realizar ¿Porqué no usarla, en tus actividades y eventos con empleados, para marcar diferencias creando Valor Emocional y despertando oídos, en el diálogo interactivo que provocan, para construir un buen Valor de Responsabilidad Social Corporativa? Si la inversión ya la vas a realizar ¿Porque no construyes actividades y eventos para empleados, que te aportes Valor de Reputación como marca?

Si la inversión ya la vas a realizar ¿Porqué conformarte con tener empleados en vez de transformarlos en usuarios o mejor aún, en fans?

¿Por qué ibas a querer hacer una inversión para conseguir un resultado somero en uno solo de los soportes de la Reputación, que necesitas como marca, si tienes la posibilidad de conseguir un resultado en todos los valores?

Una nueva visión para obtener mejores resultados

Del rol del empleado al rol del usuario o fans dentro de tu proyecto, hay solo un paso en la forma en que piensas relacionarte. La ventaja más evidente que se adivina, dando este cambio, está en que en vez de ordas que esperan recibir órdenes que les llevaran al descontento, obtendrás fans que cuidaran tu marca, casi sin esfuerzos.

El rol del empleado trae parejas acciones de comparativas hacia todos tus procedimientos, que hoy les benefician y mañana les sumen en desventajas tan manifiestas que terminan mostrando la desidia y la pereza en todas las tareas que les sean impuestas, trasladando al cliente y fuera toda la miseria que tiene, apariencia deshonesta, el modelo de negocio acrecentando la visión que el cliente ya tiene de esta. De los quebraderos de cabeza que traen empleados descontentos hay poco que hablar, más que hacer constar las cantidad en pérdidas económicas que deben soportar las entidades corporativas en las luchas en las que se ven envueltas. Existe otro rol de empleados, que se muestran proactivos en la defensa de las políticas contradictorias que emplea el modelo de negocio, que a pesar de ser los que reciben beneficios, se convierten en la lacra más perniciosa que soporta la entidad. Lacra compuesta por pequeños "líderes" de cortesía aparentemente implicada, son los motores del mayor descontento entre empleados que estando en la vanguardia y ofertando soluciones, se comportan como el sheriff que no pueden contener el grado de incompetencia y mediocridad que les caracteriza. El empleado y los sus líderes se convierten así en la plaga que socava, sin consideración, la imagen de las marcas, así que a parte de las pérdidas que ya hemos contabilizado, hay que volver a contabilizar una más que obliga a pagar caros y complicados procesos de control de calidad que vuelven a repercutir en mayor descontento, porque el mensaje subliminal que se emite, es el de que no se puede fiar, la entidad, de los trabajadores inútiles que ha contratado, dando más imagen de incompetencia en el departamento de RRHH y trasladando esta a través de todos los puntos de encuentro con sus clientes.

Es quizá esta transformación de empleados a usuarios o fans, la que más complicación tiene en la mente del empresario acostumbrado al hábito de trabajar en espacios donde la defensa y el ataque están instalados como único procedimiento o solución.

Los usuarios y fans manifiestan un comportamiento distinto por la vinculación emocional y la empatía positiva que despierta un proceso de identificación correcto con el modelo de negocio. Establecer una relación de empatía que provoque un diálogo interactivo con el empleado sostiene una visión en beneficios que despierta el Valor de Reputación de marca, como una opción asequible y de fácil cumplimiento.

Los puntos de encuentro con los empleados, deben ser cuidados y mimados a un nivel en que se pueda establecer una comunicación total y no solo del Valor Funcional. Estos encuentros deben trasladar una Cultura de Marca con la que podrán vincularse de forma adecuada, logrando las habilidades que se precisan para poder relacionar luego la marca con los clientes que han de ser transformados a usuarios o fans.

No hay comentarios:

Publicar un comentario