viernes, 21 de enero de 2011

Unificación como herramienta de diseño de Marcas

La unificación, como concepto, es la herramienta más útil del diseño de Marcas

La estrategia unificadora de conceptos de la que hace uso la Imagen de Marca es la clave del éxito que les permite permanecer en el mercado, pase lo que pase, sin sentir la fuerza devastadora de los cambios que arrasan compañías o modelos de negocio al uso que aún no ven necesaria la capacidad de adaptación que se precisa para conseguirlo, dejando aún en manos de la imposición, agresiva o seductora, las riendas de un futuro que se muestra incierto porque el empleado y el cliente han desarrollado soportes y canales para la transmisión rápida de mensajes donde se airean los errores que se cometen y donde la Imagen corporativa, con razón, teme entrar.

La coherencia de principio a fin en una Cultura de Marca es imprescindible, la capacidad de comunicación y relación con su entorno es fundamental para sostener su permanencia en el mercado.

El punto de visión con el que trata todos los signos en la comunicación es diametralmente opuesto a la Imagen corporativa. Cuando las palabras, las imágenes, las acciones o los gestos son usados como simples soportes para conseguir inmediatez en los resultados, la propuesta nace de un modelo de negocio al uso. Cuando las palabras, las imágenes, las acciones o los gestos adquieren exigencia de explicación, comunicación y relación abierta al diálogo hablamos de Imagen de Marca.

El tratamiento del signo debe proceder de un proceso totalmente consciente. Si dijéramos que el signo no es importante caeríamos en una absurda pretensión donde el lenguaje hablado, gestualizado y escrito no tendrían el más mínimo valor. Si dijéramos que el significado no es necesario quitaríamos el valor a todos los signos y el lenguaje hablado, gestualizado y escrito dejarían de tener valor. Si el objetivo del que hablamos fuera el de la comunicación, ésta, simplemente dejaría de existir. El valor Innovador que traen las Marcas es la percepción total de que la comunicación no solo se produce en el discurso emitido y eligen la relación como estrategia fundamental que les permite la perfecta adaptación al medio.

Para conseguir una perfecta adaptación a su entorno la Imagen de Marca asume que puede tener control sobre el signo y lo elige en función su capacidad para transmitir grandes cantidades de contenido.

Para ser Marca es preciso tener una percepción global de todo el modelo de negocio, percibirlo como entidad que adquiere cuerpo y que se puede mostrar como una pieza que tiene su propia vida dentro de una cultura específica y delimitada y es necesario encontrar los canales adecuados para conseguir relacionarla con el entorno del cual se nutre, descubriendo que el discurso, o voz única de la Imagen corporativa, funciona en contexto muy delimitados y dejando que el monólogo se convierta en diálogo.

El control sobre el diálogo solo lo ofrece la capacidad de transmitir coherencia entre lo que dices que harás y lo que harás en realidad. Obteniendo esa coherencia, son las formas, las obligan a dar explicaciones que buscan respuestas para volver a emitir más discurso, si el discurso es emitido eligiendo signos y significados a conciencia obtendrás la clave del éxito.

Las disciplinas artísticas que desarrollan su tarea en espacios escénicos guardan secretos donde la comunicación perfecta es el objetivo máximo. Las constantes que se dibujan entre sus estrategias son el tratamiento de signo con una conciencia extrema, en función de probar hipótesis que les acerquen a un objetivo concreto.

Estos equipos saben que elegir "El signo" correcto que además, puedan llenar de contenidos, cada vez, más complejos, es en realidad, despertar la magia que les mantienen en movimiento ofreciendo coherencia de principio a fin, a sus mensajes, sin esfuerzos. Se esfuerzan en que sean coherentes con el espacio y la realidad social donde los van a verter y manejan los hilos cuando están cara cara con el receptor de sus mensajes permaneciendo atentos al momento en que suceden las reacciones para dar respuesta inmediata en un sin fin de ajustes improvisados que vuelve, sin pausa, al camino que siguen para conseguir sus objetivos de transmisión.

Los conceptos de Marcas trabajan en esta misma línea y desarrollan las habilidades máximas de un actor que, entrando por el proscenio con paso firme, muestra su deseo de quedarse en el escenario hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario