viernes, 11 de febrero de 2011

Acciones interactivas, diferencia de Marcas

Una elección total que busca convertir todas las acciones que ejecuta en interactivas, es lo que diferencia a las Marcas de los modelos de negocio convencionales

La construcción de un briefing simple requiere de la máxima colaboración por parte de la empresa que contrata cualquier servicio publicitario en cualquiera de los sectores que acompañan al departamento de Marketing. La realización de un logotipo, un spot publicitario, un evento o un simple texto confeccionado para ser accionado por un comercial exige de todo un cúmulo de información necesaria para la correcta realización de la acción que se precisa. Si el esfuerzo que se debe realizar no contempla que el interlocutor querrá luego comprobar la veracidad de la información recibida y su grado de satisfacción no es resuelto, el resultado del trabajo será efímero.

Si el desencadenante de la relación no mantiene coherencia, el mismo desencadenante logrará una percepción decepcionante a pesar de que se halla construido con las perfectas dosis de Impacto de Imagen. Un buen Impacto de Imagen exige una gran estrategia de Impacto de Atracción y una perfecta adecuación de toda la estructura para conseguir una fidelización perfecta por medio de la vinculación que generará la relación. La fidelización así contemplada se convierte en Impacto de Relación.

Una fidelización que se construye para reconocer, solo cuando es demandado, la corrección de un error o, que emite señales de no escucha, no cumple con los objetivos que puedan llegar a considerar a la inversión inicial como algo rentable y no puede ser considerada Impacto de Relación.

La escucha es el inicio de la percepción de que el interlocutor, en realidad, está sacando sus propias reflexiones y está elaborando una cantidad ingente de asociaciones que, luego, comunicará a otros. La escucha de la Imagen Corporativa se diferencia de la escucha de la Imagen de Marcas en que la primera pide escucha para encontrar espacios de influencia donde depositar su voz, mientras que la Imagen de Marca escucha para aprender a ser más rentable porque es consciente del potencial reflexivo, creativo y comunicador de su interlocutor.

Si llego a ser consciente del valor real que hay en mi interlocutor estimaré que la única forma de estrechar lazos con él de forma permanente es la de elegir compartir experiencias que potencien la vinculación positiva, sea en un ambiente de relación sosegada o en espacios donde debo convertir el conflicto en conflicto creativo.

Marketing de experiencias o acciones interactivas para compartir experiencias

El desencadenante inicial debe ser consciente de que el discurso tenderá a relacionarse en todos los puntos de encuentro y que de ellos sacará tanto experiencias negativas, como positivas. La única imposición es la de llegar a percibir como una normalidad que debo atender el mínimo detalle en todas las circunstancias y que esta actitud permitirá una sostenibilidad que no puedo sacar de acciones más impositivas. La tarea que se dibuja como primordial es la de desarrollar mecanismos de repuestas rápidas y creativas en todos los contextos. La urgencia para desplegar el máximo esfuerzo se plantea en la planificación y utilización de los canales de comunicación que transportaran mi mensaje con la visión clara y las habilidades necesarias que les permitan ser espacios de reciclaje a tiempo real, donde se construye una coherencia sin pausa.

El tratamiento de historias y discursos como signos capaces de transportar grandes cantidades de contenidos, confluye en la técnica que elabora síntesis poéticas y esta se convierte en la herramienta básica que permitirá la movilidad y flexibilidad necesarias para dar pasos en busca de la relación óptima.

Cuando el discurso o mensaje está construido la forma más coherente de acción que puede llegar a tomar es la que sugiere El Marketing de experiencias.

El Marketing de experiencias es consciente y trabaja sobre la base que dibuja relaciones hasta convertirlas en puntos de encuentro sensiblemente dispuestos a generar espacios lúdicos, creativos y de relación que aportan valor al diseño de la propia Marca. Si obtener una Cultura de Marcas es importante, poner ésta en pie, sacarla para que pueda interaccionar con empleados y clientes, Marketing de experiencias es la acción, con mucho, más adecuada para convertir a todos sus stakeholders en embajadores del modelo de negocio.

Si la intención es la de permanecer en un mercado donde las vías de comunicación hacen que cualquier eventualidad pueda ser transmitida a un número incalculable de receptores en segundos, es preciso reconocer que, ya no vale, con emitir un solo discurso mientras en mis puntos de encuentro se contradicen todas las palabras y que debo construir este con coherencia para poder relacionarme de una forma correcta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario