lunes, 7 de febrero de 2011

Lenguaje de Marcas

Lenguaje de Marcas o el Marketing que se empeña en compartir experiencias

Logos huidizos y completamente integrados en acciones de interactividad manifiesta con la época y el entorno. Discursos alejados de frases hechas y repetidas de forma migratoria en el sector donde se mueven que se vuelven difíciles de copiar porque amplifican contenidos y formas propias, únicas y exclusivas de ver y vivir las escenas donde interaccionan. Empeño constante de comunicación de historia, retos y deseos convertidos en objetivos que se manifiestan en miles de detalles que acompañan a las acciones.

La Marca se construye en función de solventar y dar solución real a las necesidades detectadas en todas las partes interesadas y no solo sobre la base de crear o detectar la necesidad para instar al consumo del producto para satisfacer la necesidad de crecimiento exponencial de las arcas del modelo de negocio. Dispuesta al diálogo valiente y honesto logra interaccionar y descubre que la unificación es la base sólida donde se asienta toda la estructura. Todo su engranaje se pone a disposición de la necesidad que hay que satisfacer transformándola en un reto más apetecible que el de conseguir una rentabilidad económica rápida que resultará en algo que no será sostenible. El concepto logra que cada producto, cada uno de los servicios y cada acción que se ejecute para conseguir dar solución real a una necesidad concreta lleve impresa la perfecta sincronía entre la búsqueda de información, la ilusión, la esperanza, la creatividad y el esfuerzo de los equipos de trabajo que estén diseñando cada proyecto concreto. Cada producto y cada servicio adquieren la tonalidad de una propuesta, un proyecto único que dará solución advirtiendo que el grado máximo de satisfacción reside en cumplir con el deseo de ser útil de manera tangible. En esta interacción interna todo el Valor Funcional de un modelo de negocio adquiere la personalidad de las personas que ejecutan las tareas y se tiñe cada vez más de la personalidad de los que van a beneficiarse de todo este esfuerzo, convirtiendo la labor de llenar de contenidos del mensaje que acompaña al producto o servicio en una tarea fácil, cómoda y segura.

El lenguaje de Marcas busca la unificación de criterios y construye Valor Funcional, Valor Emocional y Valor de Responsabilidad Social Corporativa, desde que inicia su jornada laboral, en el tratamiento y punto de vista único con que gestiona todas y cada una de sus estrategias.

Departamentos clonados que repiten de forman constante un discurso mientras luchan entre si ejecutando acciones que llenan de incoherencias toda la relación con el cliente negando la posibilidad de compartir experiencias que aporten valor positivo a las relaciones que se establecen, niegan de plano, el concepto de marcas y eliminan la posibilidad de generar una Reputación o un Valor de permanencia en el mercado óptimo y es un hábito pernicioso que se debe intentar eliminar.

Lograr implementar una línea coherente de acciones que puedan ser leídas de forma transparente es uno de los retos que debe asumir todo modelo de negocio que pretende convertirse en Marca. Elaborar una historia, un discurso que pueda transmitir esa línea de acciones y ponerlo a dialogar con empleados y clientes es la única forma real que logrará crear una Cultura única, propia y exclusiva que dará, sin duda alguna, el motivo claro que conseguirá la ansiada diferencia que se precisa.

Difundir y expandir el mensaje de Marcas será una tarea que podrán seguir cumpliendo a la perfección los departamentos que se enfrentan a estos cometidos, mientras que la relación con la Imagen de Marca dependerá de la construcción de un departamento con capacidad suficiente para conseguir la unificación de criterios, que vendrá a interaccionar con empleados y clientes, y que es capaz de lograr una estructura que permita el diálogo en todos los puntos de encuentro donde el rey deberá ser la adecuada planificación de estrategias de Marketing de Experiencias que permita compartir experiencias positivas y de valor, en los soportes publicitarios naturales por ser canales de transmisión interactiva de grandes contenidos como son SocialMedia y el Sector de Eventos. Teniendo claro que un concepto, un mensaje que cala, en un momento determinado, para que se traslade en el tiempo debe terminar definiendo la realidad del carácter y la personalidad del modelo de negocio que lo emite o el resultado conseguido tendrá tanta garantías de permanecer como permanecen ahora los mensajes publicitarios que tiranizan y obligan por segundos para pasar a estar obsoletos en menos tiempo aún.

No hay comentarios:

Publicar un comentario