lunes, 16 de mayo de 2011

Evolución en el sector de Eventos

Evolución en el sector de Eventos

Las características que han definido, hasta ahora, el sector de eventos son de percepción estética que busca: Un Impacto de Imagen, que más o menos, claramente definan a la Imagen Corporativa que se pretende transmitir en función de un discurso estático que da valor al mensaje que podía estar, presente o no con argumentos o contenidos, porque la búsqueda de objetivos está circunscrita a un rango de influencia inmediato que pretende quedar grabado con somero eco en el inconsciente del receptor.

Eventos, que buscan una Identificación en el aparente espacio de intereses comunes que abrirían, sin reparos, la aceptación del mensaje que busca transmitir contenidos y argumentos en el formato que asume la justificación, que da valor a la acción de compra y que busca quedar grabada como un eco en el inconsciente del que recibe esta mensaje construido con esta herramienta.

Eventos, que quieren una Captación que resuene permaneciendo, a través, de un Impacto y una identificación que buscan niveles de sugestión, donde el mensaje emitido, adquiera el valor de una certeza o verdad manifiesta y que amortigüe la necesidad de comparara la veracidad de lo expuesto tomándolo como único y perfecto.

Y una fidelización en eventos, que obligue por vinculación al mensaje dado que da por verdad irrefutable, la relación con el modelo de negocio se ha tomado las molestias de envolver en deseos de apariencia de intereses compartidos con todas las partes interesadas en el producto y servicios que aportan cierto de tipo de valor y riquezas.

En todos los casos, estas estrategias mantienen el deseo de proyectarse hasta alcanzar el nivel de influencia que les permitirán permanecer más allá de un corto espacio de tiempo

En medio de la lucha por conseguir el éxito con las herramientas descritas y en la búsqueda del único objetivo de la Imagen Corporativa por permanecer solo hablando, se crean las circunstancias donde el Evento, ha sido y es considerado, el hermano menor del logo, el discurso corporativo y las campañas publicitarias. El evento fluctúa y varía en función de los elementos que asumen las premisas que llevan solo a conseguir el éxito en el objetivo de la venta rápida y por su inquebrantable naturaleza que obliga al diálogo terminan organizándose por la mano del becario que queriendo buscar un Impacto inmediato en su jefe inmediato, obliga a profundizar en la seducción para descubrir que el número limitado de personas que asisten a la puesta en pie de la pieza, no repercute en el boca a boca que obtiene el sector publicitario, lo que vuelve a confirmar que el Evento de la Imagen Corporativa no es más que un lujo, que bien podría desestimarse, sino fuera porque la competencia se lo permite.

No es Marketing, ni departamentos de RRHH acomodados a las estrategias de Marketing quien logrará evolución en el sector de eventos.

En todos los casos, la puesta en pie de estructuras que buscan cumplir con éxito todos estos objetivos, quedan expuestas a la irremediable realidad de que el receptor, se quiera o no se quiera, sin embargo, compartirá experiencias y nadie, controlará la capacidad de comparación entre lo expuesto y la realidad de esa relación y la habilidad que tiene de reflexión y puesta en marcha de los canales de comunicación adecuados para transmitir a otros, sus propias conclusiones.

La idiosincracia de la Imagen Corporativa exige investigaciones, ante las que los artistas, se quedan impasibles y solo emitiendo un, a modo de, sonrisa irónica que oculta un pensamiento displicente porque entiende que lo que se pretende es que el verde sea, cuando el verde simplemente es y sólo puede ser considerado como influyente cuando es acompañado de su tonalidad, su texto, su cuerpo, su movimiento y la acción, que da por válido el valor que le atribuye el discurso, manteniendo, en todo este baile, coherencia de principio a fin.

Es el departamento de Branding el que deberá estimar el valor de utilidad de las herramientas que aportan las disciplinas artísticas en el ámbito de Eventos.

Es el dpto de Branding quien usando el éxito que las artes escénicas obtienen en, el cuerpo a cuerpo, que exige la era de la información, que obliga a la relación directa, el que dará uso al éxito de estructuras formalizadas en laboratorios artísticos, que aportan beneficios ilimitados a los equipos que trabajan en el Arte, y será Branding porque es el departamento que abre las únicas puertas posibles a una evolución de los modelos de negocio para que puedan permanecer en mercados, cada vez, más dispuestos a exigir ser escuchados, a través, de los millones de usuarios que empiezan a tener más influencia en medio de ámbitos de relación que las propias empresas.

Es Branding el único dpto que evolucionará al modelo de negocio, evolucionará el sector de eventos y podrá estar en redes, sin ninguna de las preocupaciones que ahora asaltan a la Imagen Corporativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario