martes, 21 de junio de 2011

¿No crees que internet invita a un cambio de estrategias?


Mapa parcial de Internet basado en la información obtenida del sitio opte.org en2005. Cada línea entre dos nodos representa el enlace entre dos direcciones IP y su longitud es proporcional al retardo entre ellos.

Las redes nacieron con una clara convicción de convertirse en la plataforma perfecta donde el mundo 1.0 quiere vivir convertido en un escaparate de dimensiones gigantescas que, el algún momento, tuvo la pretensión de estructurarse como la plataforma ideal donde hacer llegar un producto o servicio justo al espacio que ocupaba un solo individuo aglutinándolos por grupos de interés. Sin embargo, La Voz Corporativa y sus soportes publicitarios, no contaron con la naturaleza social del ser humano y su necesidad única y exclusiva de relación constante trasvasando información de uno a otro para poder diseñar experiencias para compartir.
El ser humano busca siempre la comunicación bidimensional, el resultado de las experiencias ofrece la cualidad de la evolución constante y la curiosidad nunca terminan por desaparecer del baúl de los deseos y algo que de forma premeditada pretendía conseguir objetivos específicos diseccionando todo el entramado, en un vano intento de parcelar, habilitó el mecanismo que despierta el interés real, del usuario de redes. Primero mis amigos y luego los desconocidos terminan aprendiendo a usar soportes que terminan encontrando espacios donde colaborar y olvidando el dibujo inicial que la Imagen Corporativa aún no logra pasear diseña paisajes que terminan llamándose el Mundo 2.0 que aprenden de campañas osadas e innovadoras que buscan una interacción más potente con el fin de retroalimentar el discurso corporativo. Obama, lanza su estrategia en redes y el usuario aprende para volcar todo lo aprendido en una máxima que recorre toda la red "La colaboración mutua" donde todos deben sentirse enriquecidos.
En este blog, llevamos un año, analizando en profundidad las diferencias existentes entre la Imagen Corporativa y la Imagen de Marca, las formulaciones publicadas ofrecen la posibilidad de entender en que puntos confluyen ambas y en que puntos divergen hasta convertirse en polos contrarios. La perfecta adecuación de una y otra corresponde a una sola decisión que debe ser tomada de forma inmediata, si el objetivo es el de permanecer en un mercado, que hoy mira con suspicacia hacia internet porque lo sospecha culpable de una corriente movilizadora , sin embargo, internet solo se muestra como un soporte que da cobertura a una manifestación potencialmente interactiva que, en realidad, se habría producido, con o sin la red y donde ésta, simplemente, se ha convertido en el catalizador que ha provocado una expansión rápida del fenómeno que recoge, toma y devuelve la sospecha constante de que el discurso corporativo, al ser superpuesto a la acción que le precede, se contradice de forma permanente.
El cliente, lleva mucho más tiempo, que el que ahora resulta evidente, reclamando un trato distinto al que recibe. El cliente lleva más tiempo reclamando al empleado en todos los puntos de encuentro respuestas coherentes. El empleado lleva más tiempo reclamando otras estrategias y un trato distinto para si mismo y para el cliente. El proveedores lleva más tiempo reclamando medidas estratégicas diferentes. Todas las partes implicadas en un modelo de negocio común, cuando no se está en área de expansión y conquista y su objetivo es permanecer en el mercado, reclaman un cambio radical en las formas de relación y si la idea, primigenia es la globalización, conseguir ese estatus de permanencia en un mercado de alta movilidad va en contradicción con las prácticas que antes permitían solo un par de figuras competitivas en el mismo sector y la única solución es la de asumir el compromiso que obliga a una relación continuada. Por mucho que la tendencia del mercado sea la de la creación de lobbies, este modelo, termina sucumbiendo por mala Reputación ante los pies de los emprendedores, que por su condición, se acercan más al consumidor y sus necesidades primordiales.
Un producto o un servicio pueden conseguir un Valor Funcional perfecto. Pero este valor, por si solo, no habilita la posibilidad de emerger en una comunidad que hace ya mucho tiempo que es capaz de vivir con infinidad de vecinos a los que también etiqueta y agrupa según mediciones que no solo viven en el mundo racional y lógico, sino que da mucho más valor a las cuestiones subjetivas a las experiencias acumuladas, dejando el discurso en un segundo plano que solo sirve para comprobar quien dices que eres y quien eres en realidad.
Si bien pareciera que no hay salida la puerta de la coherencia entre el discurso y lo que haces se mantiene completamente abierta para que podamos compartir experiencias altamente satisfactorias para todos las partes interesadas.
Este equipo está absolutamente convencido que la puerta da al espacio donde el producto y los servicios deben ser de gran utilidad, deben ir envueltos en belleza y contener amplios márgenes de beneficios para todos los implicados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario