viernes, 8 de julio de 2011

Branding en Eventos y SocialMedia para obtener Reputación

Branding encuentra en los sectores de Eventos y SocialMedia las posibilidades para obtener una gran Reputación como Marca, al modelo de negocio


El Marketing que tiende a buscar la relación, como primer paso, encuentra en el sector de la SocialMedia la posibilidad de creación y gestión de escucha real en comunidad y es esta rama del departamento que imprime Marketing de relación la que debe obtener un grado máximo de atención del departamento de Branding.

Las estructuras empresariales que necesitan Branding, encuentran en el sector de Eventos, las habilidades para crear, potenciar y gestionar el talento y los diseños de espacios para compartir comunicación bidimensional que genera el Marketing de experiencias en todos los puntos de encuentro con la comunidad donde se quiere permanecer como miembro influyente.


Si la Social Media es donde vive, a tiempo real, la Imagen de Marca en relación constante. El Evento traslada al mundo físico la Imagen del modelo de negocio y la transforma en algo completamente real que puede interaccionar completamente desvirtualizada y lista para vincularse efectivamente con el consumidor que ya no quiere ser cliente y reclama un estatus de usuario.


Si la Imagen corporativa, no puede sustraerse de golpe a su inamovibilidad, resumida en "procedimientos" que desvinculan al cliente de cualquier toma de decisión que le está afectando, en muchas ocasiones, como un perjuicio y de forma negativa, no podrá obtener nunca, el máximo rendimiento que la Social Media y el sector de Eventos ofrecen a la Imagen de Marca, allí Marketing termina elaborando el discurso que elimina la posibilidad de convertirse en influyente, aceptando solo la capacidad de ofrecer ofertas que fidelizan justo durante el tiempo que duran y el modelo de negocio sigue percibiendo ambos sectores como un peligro, realmente cierto, que no se puede acometer.

El peligro, que se percibe, en la Social Media y el sector de Eventos, no es más que la incapacidad de la Imagen Corporativa de convertirse en algo flexible y relacional que no solo encuentra una respuesta en el consumidor y es donde, justo se pierde el alto valor de rentabilidad que se puede obtener de dos medios comunicacionales que olvidan el mundo 1.0 o Gran Teatro a la Italiana para saltar a espacios escénicos o a vista de público no convencionales que olvidan la cuarta pared protectora para ir directamente a dialogar asumiendo todo el contenido dibujado asumiendo el compromiso de generar coherencia, allí donde aún no la hay. Si una estructura empresarial detecta algún peligro en la Social Media o en Eventos, la realidad es que el peligro, lo llevan ya consigo misma por falta de atención y compromiso en las relaciones establecidas con anterioridad y de las estrategias que se quieren poner en marcha en ese momento y es el departamento de Branding quien debe revisar todo para desvelar, haciendo desaparecer con nuevas formulaciones todos los obstáculos que aportaran una estrategia relacional perfecta que se mostrará como Valor de Reputación en alza.

Si no hay un reflejo real entre lo que dice Social Media y Eventos en todo el tejido empresarial del modelo de negocio, todo volverá a caer por la Imagen Corporativa y tarde o temprano, la secuencia de gran promesa seductora en contacto con la realidad de las relaciones establecidas obtendrá el mismo éxito efímero de las campañas publicitarias de Marketing que buscan en el empleado una reproducción fidedigna cuando los procedimientos, estrategias y medidas niegan el valor del discurso emitido.

Da igual, en que punto se manifieste la incongruencia, todo caerá por su propio peso y todos podrán observar desde la platea, como detrás de la construcción, no estaba el departamento de Branding, sino Marketing esperando la única respuesta posible a su discurso "Compro".

La velocidad a la que cae una Reputación óptima es directamente proporcional al intento de parcelamiento de los grupos de interés y la desestimación en el público de la capacidad de reflexión propia. En un corto espacio de tiempo, todos hemos podido asistir a la caída de Reputación de firmas que aparentaban gestión de Marca en nuestro país y que empiezan a desmantelarse en redes, a través de la publicación de noticias que el consumidor (Cliente, empleado o proveedor) aporta, de prácticas indiscriminadas que departamentos de Marketing consiguen implantar directamente en políticas de RRHH dejando espectáculos en escena que el público ya no quiere ver.


Vivir por encima o lejos del consumidor, en estos momentos, es tentar al fracaso más estrepitoso y empezar a trazar líneas para desaparecer del mercado en un espacio relativamente corto. Branding debe ser consciente de esto y de como las circunstancias reales del cliente comienzan a obligar a éste a no creer, en absoluto, el mensaje publicitario al uso, confiando solo en amigos que les trasladan experiencias reales y son capaces de argumentarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario