jueves, 29 de septiembre de 2011

Generadores de contenidos para Branding

La reconstrucción del Pabellón Alemán de Ludwig Mies van der Rohe en Barcelona

Resulta embarazoso aún responder a esta pregunta cuando el hábito de Marketing permanece imperturbable en un modelo de negocio que deposita en este departamento, la tarea, casi imposible de estructurarse para dar respuestas óptimas en espacios de conquista y se le exige, que además, de salir da caza sea capaz de mantener una relación comprometida y estable. 

El recurso habitual es el de llamar de forma inminente a la agencia de publicidad que sirve a la empresa a reclamar contenidos con las mismas formas que se reclaman mensajes esporádicos, trabajados hacia grupos concretos a los cuales solo hay que captarles la atención. 

Es sin embargo, la respuesta, más fácil que la pregunta y el secreto de quien guarda y genera tus contenidos más potentes está en aquellos departamentos a los que el desarrollo de una estructura de distribución compleja, nunca presta atención, son los empleados que trabajan en las cadenas de producción y los que, semi olvidados, se esfuerzan en todos los puntos de encuentro, aquellos que están manejando y gestionando los contenidos necesarios para la construcción de estrategias que den éxito a Branding

Es la impronta que dejan unas manos en los productos y servicios y la respuesta, más o menos, lejana al discurso o voz única Corporativa y que da solución a las incongruencias que ésta es capaz de mostrar quien genera los contenidos válidos que pueden convertirse en estrategias de éxito y que, terminarán enriqueciendo el mensaje de la Voz única hasta dar con la experiencia concreta y perfecta que, compartida, dará como fruto la Reputación que necesita el modelo de negocio entero para lograr permanecer en la comunidad, sin tener que manifestar un comportamiento autoritario que devolverá infidelidad, cada vez, más insalvable. 

El modelo de negocio que se apoyó en demasía en técnicas de conquista que elaboran mensaje simples o complejos pero lejos del quehacer diario, ha de tomar la decisión de buscar sus contenidos, allí donde olvidaron prestar atención, hasta el momento y es el contenedor que guarda las ilimitadas acciones que se han acometido, las que se acometen y las que se dibujaran para un futuro las que dan forma a todos los contenidos que necesita Branding para construir una Imagen de Marca que finalmente pueda convertirse en una tendencia Cultural que les de Valor de Reputación.

Cuando descubres que la tendencia vuelve a depositar el contenido en complicadas estructuras de mensajes emitidos a través de plataformas o soportes publicitarios que solo permiten la unidimensionalidad y eliminan la posibilidad de la interacción, es labor de Branding diseñar, para todos los puntos que se convierten en puntos de encuentro, la experiencia que se ha de compartir para volver a ganar a pulso, la confianza, que las incongruencias, que gestiona la Imagen Corporativa, genera entre el discurso y la acción en la relación. 

Los  contenidos, pues, no pueden encontrarse en salas de juntas y reuniones con agencias externas que solo conocerán lo que quiere decir la Imagen Corporativa. Los contenidos se encuentran en las bases olvidadas y es labor de Branding, escuchar y no con el oído que  tiene Marketing, donde están los conflictos para transformar todos estos en creativos diseñando experiencias para compartir que les permitan acercarse a los grupos interesados en el consumo y así rescatar, de primera mano, la información que devolverá mejores estrategias en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario