martes, 18 de octubre de 2011

Branding frente a la personalidad dotada de Talento

Para gestionar talento el diseño de Team Building que debe cuidar la Imagen de Marca que un departamento de Branding pretende, debe estar compuesto de personalidades únicas, exclusivas, capaces de expresarse a si mismas, en un encuadre concreto que potencie la aparición de la creatividad para mejorar todas las estructuras, asumiendo que, la realidad final, es que toda la tarea manifestada en forma de productos y servicios, se verá sometida a la reflexión y el análisis de una marea que tiene aspecto de público sentado en la platea de un teatro, con capacidad de interacción, a tiempo real, con todos los asistentes, capacidad de información a los no asistentes, habilidad para generar respuestas organizadas a las propuestas del Valor Funcional, emisión de mensajes y contenidos de alto Valor Emocional y la devolución de sugerencias o exigencias que bien leídas y gestionadas ofrecerán la posibilidad de crear un Valor de Responsabilidad Social Corporativa real. 

Una lectura correcta y una gestión perfecta de toda la información recibida, debe tener como objetivo, el encontrar una solución creativa que de un Valor de Reputación óptimo. Los requisitos habituales requeridos desde los departamentos de RRHH para dar satisfacción a la Imagen Corporativa, terminan siendo un obstáculo, de grandes proporciones para un departamento de Branding que lo que precisa es personalidad de gran pasión que pueda aportar la habilidad de asociación de ideas que nunca fueron parecidas, ni vivieron en los mismos contextos y que pueda expresarse a si misma en un encuadre concreto, sin perder la movilidad que permite la aparición de la creatividad.

Personalidades individuales con creatividad muy marcada, no son las pomposamente vestidas de gestos grandilocuentes. La destacada habilidad que genera el talento siempre aparece en aquellas personas que son capaces de sentir verdadera pasión por la tarea que acometen, aunque la tarea sea pequeña o no digna de atención. Son estos miembros de equipos, que nunca muestran grandes dotes de auto venta, quienes, en la mayoría de los casos, son capaces de convertir pequeños detalles en grandes éxitos. Detalles, que siendo realmente observados, darán la profundidad real a los contenidos que precisa el departamento de Branding para la construcción sólida de los Valores que diferenciarán a la Marca de la competencia. 

Si la Imagen Corporativa, lucha para encontrar la excelencia, la calidad y la mejor estrategia para dar ofertas, la Imagen de Marca debe equilibrar la balanza porque aquella personalidad talentosa precisa de un entorno adecuado para dejar fluir la creatividad, lejos de la mecanización y automatización que rigidiza todas las relaciones en los puntos de encuentro y que promueve la Imagen Corporativa. Mientras y remarcando las diferencias, el deseo de generar la confianza correcta que precisa Branding, se escapa por el hueco que se abre en un empleado, que no puede transmitir la sensación de pertenencia a un proyecto que solo le pide una actuación robotizada, negando la posibilidad de auto satisfacción por la tarea bien realizada, útil para los demás y para si mismo, transmisora de belleza y capaz de enriquecer a todos los implicados y termina dejando abierto el espacio de creación de un ambiente laboral óptimo para el desarrollo de la creatividad como parte fundamental del trabajo que debe asumir el modelo de negocio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario