jueves, 10 de noviembre de 2011

Branding y la gestión de conflictos

No hay forma humana de evitar un conflicto por la inevitable presencia de incongruencias entre lo que dices que eres y lo que realmente llegas a ser, más la precaria herramienta lingüística que no nos permite gestionar correctamente el mensaje que emitimos y la cualidad inherente de poder manifestar objetivos contrapuestos en el espacio tiempo que compartimos, porque todo contribuye a que los malos entendidos o las acciones no pensadas desemboquen en la generación de conflictos.

Cuando la relación se amplía a algo más que esporádicos encuentros el conflicto además, ni se puede, ni se debe evitar para poder obtener una visión más perfecta de como nos ubicamos, a través de los ojos que nos ven y que comparten con nosotros nuestras rutinas. Visto así, el conflicto, no es más que una maravillosa oportunidad de enriquecer a las personalidades que ocupan espacio en nuestros tiempos, enriqueciendo a su vez las tareas rutinarias para conseguir una relación llena de guiños de complicidad que perduren permitiendo que la proyección en Valores se adornen de la capacidad de asociación de informaciones diversas y contrapuestas dejando el hueco necesario para que la creatividad aflore abriendo la puerta a la innovación.

Branding y la gestión de conflictos

Para Branding potenciar una visión transformadora que se manifieste en un permanente enfoque transformador que permita la negociación que lleva implícita la intención de permitir siempre un ganar - ganar a todos los grupos de interés, es inevitable, justo allí, donde la Voz Corporativa, alentada por Marketing, solo encuentra la forma de volver a repetir el discurso que ya está siendo desechado y que atrae solo hasta donde dura la oferta, en todos los puntos de encuentro.

Ganar - ganar, asumida como estrategia de un departamento de Branding que busca la salida de la influencia para poder permanecer en un mercado expuesto a la presión de corrientes de pensamiento, en constante movimiento, exige la implantación de procedimientos en la estructuras internas que puedan convertir los ámbitos laborales en espacios de cultivo adecuado para dejar aflorar la creatividad y el talento necesarios donde apoyarse para dar con las soluciones correctas en cada conflicto que aparece. 

La relación inequívoca que puede apreciarse entre el conflicto y la verdadera causa que moverá al éxito es directamente proporcional al enfoque de resistencia que se quiera manifestar en los entornos donde deban implantarse los procedimientos de Branding. La consecuencia de un error de base que no resulta apreciable para la Imagen Corporativa ayuda a la Imagen de Marca a elaborar estrategias de producción, distribución y venta en entornos donde la relación deja de ser esporádica para convertirse en una relación permanente, que asume que el otro, es capaz de mostrarse de igual a igual, en todo momento, aportando información relevante de errores y aciertos o desestimar la relación, sin ningún tipo de prejuicio, si la relación pasa a convertirse en un desatino de juegos de poder.

Branding es el departamento que busca llenar de "Alma" todos los encuentros con los grupos interesados y es quien conseguirá manifestar al modelo de negocio como algo de verdadero Valor para todos los implicados en el proyecto, que son los que conseguirán trasladar y comunicar ese valor a los grupos interesados externos. 




Corto: "Alma" de Rodrigo Blass

No hay comentarios:

Publicar un comentario