miércoles, 2 de noviembre de 2011

Teambuilding. Concepción y estructura de Branding

Gestionar una Imagen de Marca es una tarea que no corresponde en exclusiva a la ejecutiva o departamento correspondiente que, alejado de sus bases no tiene acceso a la información veraz, a tiempo real y de primera mano que el empleado, que menos atención ha requerido en toda la Era Industrial a las directivas, sin embargo es el que maneja toda la relación que es de vital importancia para lograr permanecer en la comunidad como un miembro influyente de esta. Una ejecutiva que diseña Branding y que no logra percibir que la batalla se sucede a tiempo real en los puntos de encuentro donde los productos, servicios y acciones se transforman en usos de un consumidor, no podrá entender que es el empleado talentoso, creativo y capaz el que ha de ser convertido en un embajador hábil capaz de innovar, crear, aportar información veraz, sostener, cuidar, defender y hacer crecer la diferencia del modelo de negocio que le contrata. 

Entender estas premisas obligará a desechar la mayor parte de estrategias de producción y competitividad que necesitan un control férreo de las tareas e intenciones de un empleado desmotivado y consciente de las incongruencias que el Valor Funcional despertará en el consumidor que obligan a ocultar la creatividad y el talento necesario para un diseño sólido de Imagen de Marca. Estructurar de forma consciente y deliberada las pirámides que aportan las pruebas de Teambuilding generarán posibilidades de éxito máximo.

Mientras un empleado, solo sea entendido como una persona contratada del que, lo único que se requiere, es el que sea capaz de ejecutar las órdenes que recibe asumiendo la mecanicidad de su función como algo inherente al puesto, en función del encuadre rígido que planifica una Imagen Corporativa que solo puede intentar controlar que se cumplan los requisitos que son necesarios para cumplir con los mensaje publicitarios que lleva el logo y el discurso único que emite, el paso obligado para entrar en la Era de la Información se verá seriamente comprometido. Sin embargo, un empleado que ha de trabajar para la Imagen de Marca, debe asumir su tarea como un núcleo que estará expuesto a millones de interferencias que obligan a ejecutar la acción en pleno movimiento para lo que necesitará del entrenamiento que le permita asumir cualidades y habilidades necesarias para dar soluciones creativas inmediatas, ante cualquier eventualidad sin perjudicar los intereses que ha de defender.

Si tu punto de encuentro el diseñado con Marketing de experiencias que hará que tu diferencia sea el punto clave de la relación con tus clientes, tu empleado debe ser capaz de mantener esa experiencia y hacer las lecturas de feed back, de forma eficiente, para ayudarte a elaborar estrategias más exitosas de forma posterior.


Negocio a negocio

  • Entrena líderes capaces de gestionar creatividad y talento.
  • Genera, potencia y cuida las estructuras y las necesidades de la Responsabilidad Social Corporativa.
  • Crea equipos creativos capaces de establecer comunicación bidimensional enriquecedora a toda la estructura.
  • Diseña entrenamientos que ayuda a los empleados a mecanizar herramientas para potenciar habilidades innovadoras necesarias.
  • Entrenamiento eficaz para lograr transformar conflictos en conflictos creativos que aporten Valor.



Negocio a consumidor
  • Construye un equipo de trabajo capaz de dar solidez a tu experiencia diferenciadora.
  • Transforma a tus empleados en embajadores capaces de construir y defender tu Imagen de Marca.
  • Crea un equipo creativo capaz de establecer una comunicación creativa.
  • Genera un entrenamiento que les ayude a mecanizar, comprobando el beneficio rea de un trabajo en equipo.
  • Formación que les ayude a gestionar talento y transformar conflictos en conflictos creativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario