lunes, 12 de diciembre de 2011

Branding y Marketing de experiencias, rompiendo límites

Branding debe leer el mundo desde la perspectiva que tiene la certeza de que puede convertirse en una gran montaña a la que ni los vientos más fuertes y el tsunami más grande puedan mover y Marketing de experiencias es la herramienta que le ata al suelo donde vive.

El dibujo de un espacio donde la fidelización tenga la perspectiva de lanzar el mensaje de "Vengo para quedarme, con la promesa de establecer una relación comprometida con la comunidad donde vivo", es el reto que Branding y Marketing de experiencias ponen encima de la mesa y allí donde el horizonte se marca como una loca carrera de velocidad se abren nuevas rutas que permiten una carrera de fondo que busca la permanencia en un mercado donde cualquier eventualidad provoca pérdidas que hoy día, el modelo de negocio, no puede permitirse.

La Imagen corporativa tiende a igualarse a la Imagen de su competencia. Cada resultado en las mediciones termina siendo generalista, justo en el momento, en que todos los que hacen uso de ella, buscan el mensaje que ha de satisfacer al grupo donde se va a emitir. La Imagen corporativa sueña con construir un mundo inmóvil para lograr sobrevivir y solo encuentra, como arma útil, el mensaje que debe ocuparse solo de la captación, obligando al modelo de negocio a malvivir, aplazando espacios de relación, en una interminable escala de ofertas que logran la fidelización solo hasta el momento en que ésta acaba.  la Imagen Corporativa solo emite esfuerzos en leer, mucho más rápido que el resto, donde llevará la corriente y mientras, Branding, se empeña en construir bases inamovibles en un mundo, del que ya sabe, que nunca parará el movimiento.

La Imagen Corporativa lee rápido para poder disfrazarse en un esfuerzo descomunal que le lleva siempre hasta el mismo punto donde debe encontrar el nuevo disfraz que debe volver a satisfacer a las nuevas corrientes o tendencias. La Imagen de Marcas, no busca el disfraz y encuentra el camino llano de la relación comprometida que si ofrece la posibilidad de la fidelización que alarga en el tiempo de permanencia.

La diferencia es el valor más seguro para apostar por una construcción que quiere permanecer en un mundo donde la movilidad pasa a ser incontrolable y ver ese movimiento, es la clave de éxito, que invita a los modelos de negocio a hacer apuestas por construcciones más sólidas y con menos propensión a la desestabilización que los obliga a depender de infinidad de factores nimios que se vuelven síntomas de graves contradicciones porque los grupos establecidos por las mediciones de las que provee Marketing, viven una realidad en pleno movimiento interactivo entre ellos.


En Negocio orientados a otros negocios

  • Reconstruye y genera el modelo de negocio transformando la Imagen Corporativa en Imagen de Marca.
  • Descubre y potencia el sello de diferencia que ya posees.
Cualquier acción de Marketing tiende a vivir su carácter influenciador en cortos espacios de tiempo, aunque el carisma de nuestro vendedor, negociador o logo sean impecables,  sin embargo, un modelo de negocio que asume de donde viene, donde está y a donde quiere llegar, mantiene un cúmulo de contenidos de tal validez que un simple mensaje queda pálido ante la capacidad transformadora de una historia que, convertida en pieza, puede ayudarnos a crear una experiencia positiva para compartir con nuestros grupos de interés, potenciando en ella la habilidad de generar una comunicación bidimensional enriquecedora.

Esa historia y ese movimiento que genera el de donde vienes, donde estás y adonde vas, son el motor que darán las claves que en realidad marcan la más apreciable de las diferencias.


En Negocio orientados al consumidor

  • Construye tu negocio como Imagen de Marca.
  • Consigue un sello único de diferencia con tu competencia directa.
Campañas publicitarias que pretenden acercamiento a diferentes movimientos o tendencias, sin ridiculizadas y tumbadas en cuestión de horas, quedando, los puntos de encuentro creados, como el argumento de mayor peso para dar por cierto la certeza de una Reputación negativa que se arrastra más allá del impacto hipnótico que el mensaje puede sostener, convirtiéndose en una lacra difícil de erradicar.  Da igual que se repita por millones de veces el mensaje, porque un mensaje emitido que puede ser contradicho por la acción, tiene las patas tan cortas como las tienen las mentiras y de ese mismo carácter se termina nutriendo la Imagen Corporativa que las sustenta.

Para que algo repetido se convierta en verdad absoluta es necesario obligar a parar todo el movimiento del mundo, durará más o menos, pero terminará considerándose como algo incierto y sin embargo tu historia y ese movimiento que genera el de donde vienes, donde estás y a donde vas, es tan cierto que equivocado o no, siempre terminará encontrando afines. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario