miércoles, 14 de diciembre de 2011

Branding y Team Building, abriendo registros nuevos

Branding debe leer el mundo desde la perspectiva que tiene la certeza de que puede convertirse en una gran montaña a la que ni los vientos más fuertes y el tsunami más grande puedan mover y son las bases de la montaña las que darán la capacidad y apoyo a la estructura total. Team Building y su construcción de equipos de alto rendimiento bajo la gestión de un liderazgo capaz de potenciar el talento y la creatividad lo que dará la forma más estable que se ate al suelo donde se vive.

La Imagen Corporativa sueña con un mundo falto de movimiento donde lo único que logrará moverse es un si a la propuesta que emite. La capacidad de leer rápidamente la tendencia o corriente es su más exitosa estrategia, la sostenibilidad del Impacto hipnótico es su mayor objetivo y para ello, elije en su manifestación de la velocidad vertiginosa de propuestas que deben ser compartimentadas en infinidad de departamentos especializados en el manejo del lenguaje, la nota o el color que el interlocutor parece querer escuchar para volver a repetir el mismo discurso que busca el si a la venta y el único reto que contempla es la del control de calidad que exige la repetición, promoviendo una escucha interactiva, que solo busca el momento para volver a repetirse. El único objetivo que emite la Imagen Corporativa, obliga y pone de manifiesto que la estrategia de éxito que puede poner el pie es la de potenciar la competitividad y la de generar más lucha por la consecución, de una productividad, que abarate costes, dejando a vista de todos infinitos huecos de contradicción por donde se cuela los más grandes fracasos que Marketing obtiene de las campañas publicitarias o sus mensajes. Quien más es consciente de todas esas contradicciones es el empleado y entre más lejano a la junta directiva esté y más cercano, al punto de encuentro, realice su labor, más consciente es de las devoluciones negativas y la acumulación de Reputación nefasta que acumula la Imagen Corporativa . La división y la competitividad son las únicas estrategias válidas en un estado de acciones donde la división y el control exigen aún más esfuerzos económicos, dejando abierto el punto de inflexión para que los hábitos deshonestos se multipliquen.

La Imagen Corporativa vive a gusto en estas estructuras pero si la intención pasa por transformar a Imagen de Marca cuyo objetivo es el de generar riqueza pero permanecer en el mercado convertida en un miembro influyente que no desaparecerá ante cualquier fluctuación negativa acumulando Reputación óptima, quizá todas las pérdidas en publicidad, en diseño, gestión y puesta a punto de sistemas de división y control, que se dan como necesarias, deben pasar a ser inversiones de futuro que contemplen estrategias de implantación de experiencias positivas en todos los ámbitos.

Un empleado es alguien capaz de realizar una acción mecánicamente, pero La Imagen de Marca exige la obtención de una Reputación que incluya  un Valor Funcional adecuado capaz no solo de crear una necesidad, sino de saber detectarla, un Valor Emocional real capaz de lograr una vinculación con el entorno y un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que traslade promesas de obligado cumplimiento satisfactorias para la comunidad y para ello precisa, no de empleados, precisa de embajadores con habilidades máximas de negociación donde ganan todos porque no hay Valor Funcional que aguante si es solo una creación de necesidad, ni Valor Emocional que se sostenga si no hay posibilidad de trasladar belleza en todo lo que toque a los grupos interesados y no hay Valor de Responsabilidad Social Corporativa si uno solo de los grupos de interés no obtiene beneficios reales. 

Si mi empleado, en cualquiera de los puntos de encuentro, no obtiene la percepción de estar haciendo algo verdaderamente útil, sino tiene acceso a trasladar belleza en todo lo que toca y no siente que él mismo obtiene beneficios y riqueza, nunca será un embajador de mi modelo de negocio. Ni el el punto de encuentro con negocios orientados a otros negocios, ni en negocios orientados al consumidor.

Branding asume así el reto que Marketing no puede acometer y es la integración de todos los procesos de RRHH hacia la consecución de una relaciones laborales realmente satisfactorias para todos.


Team Building en negocio a negocio

  • Entrena líderes capaces de gestionar creatividad y talento.
  • Genera, potencia y cuida las estructuras y las necesidades de la Responsabilidad Social Corporativa.



Team Building en negocio a consumidor
  • Construye un equipo de trabajo capaz de dar solidez a tu experiencia diferenciadora.
  • Transforma a tus empleados en embajadores capaces de construir y defender tu Imagen de Marca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario