miércoles, 11 de enero de 2012

Branding y RSC. Creando Valor

La Imagen Corporativa precisa de excesivas medidas de control de la información y sumas millonarias de inversión en sus sistemas publicitarios naturales, donde la exigencia comienza a ser la de los contenidos, en vez de mensajes y la exigencia de transparencia comienza a abarcar no solo a la sostenibilidad sino a un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que se manifieste en todo el entorno que habita.  La transformación a Imagen de Marca invita a asumir el compromiso real en una relación que va a prolongarse en el tiempo y exige justificación de la acción, acción coherente de principio a fin y difusión de argumentos en formato de contenidos que puedan, a su vez, ser verificables, a través del cumplimiento de promesas obligadas que la Imagen Corporativa cree haber encontrado en más mensajes publicitarios que muestran acciones solidarias, pero que la Imagen de Marca debe trasladar al entorno donde quiere convertirse en miembro influyente de la comunidad.

Si el Valor de Responsabilidad Social Corporativa, no está en una acción temporal, pasajera y lejana. Tú Valor de Responsabilidad Social Corporativa vive en tu entorno cercano y cubre a todos los que tocan tu modelo de negocio, incluidos, tu empleado menos valorado y tu consumidor más lejano.

Acciones solidarias en contextos de lejanía, no podrán ser traducidos a un retorno de Valor de Responsabilidad Social Corporativa adecuado que te aporten la Reputación que precisas para obtener la Reputación que, en estos momentos, exige un mercado internacional que observa el desarrollo de cierto tipo de practica empresarial catalogándolo como pig y un mercado abarrotado de clientes que se muestra agotado por una relación, donde hasta ahora, parece que ha perdido, siempre.

No hay retorno en la sola construcción de canales de producción de productos y servicios, canales de distribución y venta y en canales de atención más o menos depurados para sostener solo la capacidad de retorno de la inversión. Sin embargo, el modelo de negocio es producción de productos y servicios, canales de distribución y venta y canales de atención y todos tocan a los grupos interesados en el proyecto empresarial donde la Imagen Corporativa ha conseguido cotas de excelencia generando necesidad y donde la Imagen de Marca debe acometer el reto de escuchar la necesidad real para poder dar satisfacción a quien está comprometido, exactamente igual que el, con la relación que se prolongará en el tiempo.

Todo lo que genera el modelo de negocio y toca a los grupos interesados es obra de empleados que subiendo o bajando por todo el tejido empresarial, teniendo o no teniendo la atención que se les debe prestar o no, sin embargo, manejan los pilares que sostienen a la junta directiva y las cúpulas más interesadas en la rentabilidad de las inversiones. 

Tu empleado es la base que sostiene todo tu proyecto, puedes elegir tener empleados que exigen medidas e inversiones máximas en controles de calidad solo aplicables a un Valor Funcional o emplearte a fondo en tener embajadores, en todos los puntos de encuentro que defiendan tu marca.


Negocio a negocio

  • Entrena líderes capaces de gestionar creatividad y talento.
  • Genera, potencia y cuida las estructuras y las necesidades de la Responsabilidad Social Corporativa.
  • Crea equipos creativos capaces de establecer comunicación bidimensional enriquecedora a toda la estructura.
Desde el punto de encuentro en los canales de producción, pasando por distribución, ventas y atención precisas de equipos cualificados con habilidades y capacidades máximas de gestión de informaciones contradictorias capaces de acometer acciones de liderazgo creativo que pueda aportar soluciones globalizadoras que satisfagan a todas las partes interesadas en el modelo de negocio.

Un Líder creativo precisa de un equipo de trabajo donde el talento creativo sea la base donde se fundamenta la acción. 

Precisas de todo un entramado que potencie la creatividad y el talento porque solo desde esa habilidad se puede mantener una seria postura de escucha que busca la comunicación bidimensional, cuyo objetivo sea la de encontrar las fórmulas de aplicación que enriquezcan a todos los grupos interesados en el modelo de negocio.


Negocio a consumidor
  • Construye un equipo de trabajo capaz de dar solidez a tu experiencia diferenciadora.
  • Transforma a tus empleados en embajadores capaces de construir y defender tu Imagen de Marca.
  • Crea un equipo creativo capaz de establecer una comunicación creativa.
Una escucha, implementada por sistemas de medición que no pueden controlarse a tiempo real, promueve el diseño de estrategias con un margen de error, no aporta la rentabilidad suficiente al tejido empresarial, al no lograr responder con absoluta eficacia a los conflictos que aparecen, de forma irremediable en todos los puntos de encuentro, transformándolos a creativos aportando soluciones válidas y para ello, debe asumir que su empleado debe ser un embajador con la habilidad suficiente como para desarrollar una comunicación bidimensional efectiva. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario