martes, 17 de enero de 2012

Marketing de experiencias y eventos estratégicos

Eventos estratégicos son los que invitan a la relación
Marketing de experiencias diseña eventos estratégicos donde la comunicación bidimensional puede potenciarse hasta convertir en rentable toda la inversión que en un evento tipo queda circunscrita al retorno que puede obtenerse de una fidelización que debe ir avalada con la oferta, o conformarse en ser un obsequio más, de los que ya llevan impreso el logo del modelo de negocio que lo organiza.

Marketing de experiencias puede convertir el espacio para eventos en la plataforma donde se pueden transmitir contenidos complejos y ponerlos a dialogar para rescatar información válida para el diseño de las estrategias de difusión de mensajes que  terminarán en soportes menos agradecidos en la devolución que se obtendrá de ellos.

Marketing de experiencias puede trasladar contenidos complejos en el espacio de eventos y darles forma de experiencias para compartir creando y solidificando los vínculos emocionales que construirán una fidelización, más allá, de donde puede crear la Imagen Corporativa, con sus herramientas eficaces en la conquista y poco útiles en la perpetuación de relaciones estables.

¿Cómo lo hace?

Estructura la línea de acciones, sus resultados y objetivos encuadrándolos en signos que pueden trasladar contenidos complejos y que logran ser capaces de transmitir a través de estilo, composición, texto y movimiento con un mecanismo simple de disposición de  roles que buscarán el diálogo entre diferentes posiciones aunque estas sean contradictorias.

Aprovecha al máximo todos los recursos que componen todos los elementos que dan forma a los eventos tipo para incorporarles todas las herramientas que pueden poner en pie piezas que contempladas bajo la perspectiva de la necesidad de compartir para establecer una comunicación perfecta, darán como resultado un evento que puede llegar a considerarse una pieza artística que usa un medio no convencional para dibujar en escena todos los argumentos que sostienen los contenidos que debe trasladar la Imagen de Marca.

Construye estructura dramática que logra encuadrase en los objetivos del proyecto empresarial y disfruta creando espacios de comunicación donde entrar directamente a dialogar para encontrar espacios de colaboración mutua con todos los asistentes.

Genera el espacio del evento como un espacio escénico donde todos los asistentes tienen voz y pueden establecer un diálogo certero tanto a nivel conceptual, como a un nivel emocional, sin tener, necesariamente que entrar a generar reuniones para establecer complicadas reuniones de negociación, que quedan circunscritas a un entorno laboral donde, ya se va a llegar, con mucha más información que la que hasta ahora puede proveer la Imagen Corporativa.

De toda la información extraída la Imagen de Marca puede componer con argumentos justificables, más allá, de lo que ofrece la medición y la estimación, para poder moverse entre todos los asistentes como un miembro influyente que abre sus puertas para crear lazos sólidos de relación con la comunidad donde vive, sin tener que aislar la toma de decisiones a juntas directivas que son leídas, desde los grupos interesados, como círculos cerrados y totalmente alejados de la realidad, que solo buscan  un ganar, sin importar lo que deba esforzarse en convencer al otro, aunque repercuta en una pérdida que terminarán saliendo a la luz en, cada vez, menos tiempo.

El evento tipo y su fuente de recursos

Un evento tipo puede organizarse de tal forma y manera que puede incidir y dibujar las líneas que marcan diferencias entre el resto de la competencia, pero termina, en la mayoría de los casos, por convertirse en algo que se hace porque es una simple costumbre y no porque se sea consciente de la capacidad de rentabilización que acumulan las herramientas que se disponen en forma, más o menos, acertada para la transmisión de un mensaje único que no entiende de diálogo y que solo busca a la respuesta si, al deseo de compra.

Sin embargo, el evento tipo, sabe de color, de olor, de gusto, de organización y de la utilización de recursos artísticos de todo tipo para trasladar mensajes y solo debe dar un paso para convertirse en evento estratégico que consiga transmitir, la tan ansiada diferencia, de la que se obtendrá fidelización real, en forma de contenidos que puedan convertirse en experiencias para compartir con la comunidad donde vives.

No hay comentarios:

Publicar un comentario