martes, 20 de marzo de 2012

Branding y Arte. Consonancias en los espacios escénicos

El escenario del Teatro al Aire Libre , Regent Park , Londres 
Branding y su diseño de contenidos en espacios escénicos

Branding supone una evolución en la forma de percibir al interlocutor que recibe los mensajes corporativos como una entidad que puede reflexionar y tomar decisiones concretas, más allá, de la atracción que pueda ser inducida por una serie concatenada de mensajes de alto contenido seductor. 

Branding invita a buscar una madurez a la hora de relacionarnos cuando, lo que precisamos, es el compromiso que genera una relación que se prologa en el tiempo. 

No puedes evitar que después de una conquista y a pesar del mimo y cuidado máximo de un discurso difícilmente rechazable, tu interlocutor, acumule experiencia e información que termina desmontando el mensaje inicial, si éste no logra ser construido, en base a la coherencia, entre lo que dices que haces y lo que haces realmente. 

Si, encontrando apoyo en la experiencia directa de miles de áreas vividas puedes encontrar el peso que sustentan estas afirmaciones, quizá, descubras que el punto de partida precisa del diálogo en constante evolución e interacción para desarrollar la relación que deseas.

El mundo del Arte

Todas las Artes fluctúan, en esa interacción constante, emitiendo mensajes que pueden diseñarse en base a un concepto decorativo o aglutinador de resultados aprendidos y repetidos. Pero, que además, se vuelven inmortales cuando logran ser llenados de contenidos que buscan un movimiento que invita al cambio constante de la comunidad.

Las Artes con tendencias decorativas despiertan nuestra admiración pero son las artes, que buscan motivar cambios, las que quedan como eternas obras inmortales en retinas que se empeñan en conservarlas, al precio que sea. Es quizá Goya, el ejemplo, más cercano que derivó su arte desde un aspecto decorativo, formal y cortesano hasta lograr desbocar los verdaderos motivos de su pasión artística, que buscaba un movimiento de estructuras, que viven paralizadas en conceptos sociales que gustan de los aspectos sedentarios de la vida.

Las Artes, cuando buscan el movimiento constante, giran sus cabezas para formar parte del mundo escénico, allí donde lo comunicado encuentra respuestas inmediatas a lo expresado porque son piezas construidas en base al deseo de compartir una experiencia.

El mundo de las artes escénicas se manifiesta en dos conceptos básicos de diseño de espacios:

El mundo escénico a la italiana, provee de un espacio de interacción sutil que invita al diálogo sin exigir una respuesta inmediata del interlocutor que asiste a la pieza que has elaborado. Las construcciones artísticas que se mueven en teatros o espacios a la italiana, revisan los conceptos de signos y significados hasta conseguir la máxima perfección en la transmisión de contenidos complejos y encuentra, en las devoluciones, a tiempo real, y las devoluciones posteriores al desarrollo de la pieza, el material que sigue perfilando la perfección del trabajo.

El mundo escénico en espacios no convencionales arrastra, tras de si, la necesidad de encontrar formulas mas precisas de diálogo interactivo que aporte enriquecimiento a través de un diálogo permanente y a tiempo real, mientras dura el desarrollo de la pieza. Pone un cuidado extremo en el ensamblaje de signos y significados y encuentra igual placer en transmitir contenidos, como en mantener un diálogo interactivo constante. Estructuras simples y complejas, son puestas en estos entornos, a prueba, para conseguir un mayor grado de comunicación bidimensional.

Los dos conceptos, hacen uso relativo de los soportes unidimensionales de transmisión de mensajes y contenidos y han encontrado las formulas perfectas para ensamblar colores, olores, texturas .. en la estructura dramática, pero nunca pierden de vista la perspectiva de que, delante justo, tienen a un interlocutor capaz de hacer suyos, mensaje y contenidos emitidos para elaborar, con ellos, una respuesta positiva o negativa, que siempre ha de transformarse a colaborativa. Todo el mundo del Arte se empeña en elaborar contenidos complejos que deben ser transmitidos y de los que. se extraen mensajes, que como bollas, marcan direcciones preestablecidas y todo el mundo del Arte, busca más allá de una respuesta positiva o negativa esforzándose en transformar estas en colaborativas. 

Las disciplinas artísticas que usan de soportes que no permiten una comunicación bidimensional, a tiempo real, en manos de un artista, que busca interacción constante, termina vinculándose con las Artes escénicas porque estas proveen de espacios donde compartir la experiencia, con un público, que está dispuesto a participar de todo el proceso porque gusta del momento mágico de la catarsis.

El mundo que se encuentra Branding es el mundo del movimiento constante y las disciplinas artísticas, por buscado y encontrado, vive hace siglos, donde Branding aparece y lleva el mismo tiempo vivido diseñando y poniendo en pie experiencias complejas de las que Branding puede nutrirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario