lunes, 30 de abril de 2012

Marketing de experiencias y sus áreas de aplicación

Si la difusión y el Marketing relacional es la clave para poder mantenerse y de forma óptima, obtener un feed back en redes, que te permita mostrarte allí como referente y como un miembro influyente de la comunidad, el deseo de permanecer ocupando ese estatus, requiere de la habilidad de transportar lo que has dicho que eras al entorno desvirtualizado, donde establecerás las relaciones reales. 

El concepto que maneja la Imagen Corporativa asume que, una vez lanzado el mensaje atrayente que logra captar clientes potenciales, si no logra, el mensaje, ser mantenido como una constante en el discurso corporativo se pierde grandes dosis de impacto y además, la devolución llega en formato de percepción de traición. El mensaje corporativo es emitido aglutinando significados emocionales que tienen la intención de quedarse atados al logotipo como una seña de identidad que lo identifique entre la competencia, sin embargo, no puede evitar que ante la decisión del cliente potencial, el parámetro más seguido sea el de "Hasta que dura la oferta. ¿Que más da, si todos son iguales?" Es esta tendencia la que Branding busca redirigir y donde Marketing de experiencias ofrece la oportunidad de gestión de los puntos de encuentro como puntos de apoyo básicos donde iniciar las construcciones en el tejido empresarial.

Marketing de experiencias se manifiesta pues, como una solución básica para gestionar necesidades de la Imagen de Marca, cuando la Imagen Corporativa es percibida como el espacio de acción para la conquista pero la relación sostenida en el tiempo, invita a la aparición de contradicciones, entre lo que se dice que se hace y lo que realmente se hace y este impacto  golpea, de la forma más cruenta, en todos los modelos empresariales que aún se empeñan en vivir en el mercado en el mundo 1.0 y no logran dar el salto hacia el 2.0

La Imagen Corporativa, es consciente de la calidad mínima exigida para su Valor Funcional, extrae sus mensajes de puntos donde el poder de atracción es máximo y se empeña en controlar en impacto negativo, con la creencia de que la imagen sugestiva logrará acallar la experiencia negativa, en caso de que esta llegara a producirse, o asumiendo, claramente que llegará a pasar intentanto minimizar eliminando la posibilidad de acceder al máximo de información a los grupos de interés. 

La Imagen de Marca, es consciente de que la calidad mínima exigida para el Valor Funcional, debe ir apoyada en un Valor Emocional sólido y que realmente debe construir su Valor de Responsabilidad Social Corporativo en función del objetivo de enriquecerse, enriqueciendo a todos los grupos interesados en el modelo de negocio, logrando minimizar al máximo el margen de error ofreciendo soluciones, a tiempo real, que puedan contener posiciones encontradas.

Viviendo cómodamente en el mundo 1.0, no necesita ni un solo modelo de negocio un trasvase al mundo 2.0 donde gestionar relaciones adecuadas pero ¿Es posible mantener el inmóvil mundo 1.0 en la era actual?  No, ni siquiera las grandes corporaciones están exentas y pueden evitar que a nivel local, los mercados se organicen de forma paralela a ellas, liberándose del compromiso.

Marketing de experiencias como solución. Tú ya conquistas y además, deseas seguir permaneciendo

Un mensaje único puede ser construido con el máximo potencial de atracción pero la relación continuada no admite solo la repetición del mensaje y exige:

  1. Una manifestación clara del mismo en los puntos de encuentro
  2. Una gestión adecuada de la experiencia que produce el mensaje puesto en pie, tanto obtenga devoluciones negativas o positivas.
  3. Un diseño claro de las respuestas como experiencias que inevitablemente se van a compartir.
  4. Y una devolución, en formato de solución correcta.

Necesitas pues de:


  1. El diseño de una experiencia capaz de reproducir el mensaje atrayente como una realidad palpable.
  2. Unos contenidos que avalen y den rigor al mensaje
  3. La habilidad para gestionar las devoluciones obtenidas
  4. La capacidad de transformar las devoluciones en formato de soluciones en nuevas experiencias dispuestas a ser compartidas.


Y las áreas o, los puntos de inflexión y construcción claramente articuladores de tu transformación se manifiestan en:


  • El diseño adecuado a tu experiencia compuesta de signos y significados coherentes de principio a fin en tus puntos de encuentro con el consumidor.
  • El diseño correcto para levantar experiencias para compartir en espacios de comunicación que puedas gestionar como adecuados para establecer una comunicación bidimensional en tus eventos.
  • Y una estrategia de difusión y relación en redes de alto impacto de cercanía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario