viernes, 4 de mayo de 2012

Branding Vs Marketing en redes

Al concepto de Branding puedes llegar, a través de la escucha real, desde las redes, después de encontrar en ellas. miles de líneas de tiempo que ahogan a infinidad de Imágenes Corporativas. que hacen uso de formatos nacidos de Redes Sociales intentando copar los espacios como si hablaran desde un mundo 1.0 donde la única premisa es lanzar mensajes atrayentes que evitan el diálogo y la colaboración mutua o puedes llegar al mismo concepto de Branding, habiendo solo escuchado, al pasar por la puerta de tu modelo de negocio "Que más da,  aquí mismo o, ¿prefieres seguir dando un paseo?"

Después de un increíble lanzamiento de estrategias de Marketing encuentras clientes potenciales pero nadie te busca a ti en particular en el mundo 1.0, en ese mundo, se busca el producto y en estos momentos, el coste del producto. Sorprendentemete, cada vez que acabe tu campaña, te verás abocado a partir casi de cero.

Como si de una carrera de salto de atletismo se tratará, Marketing se desarrolla en velocidad y Branding en carreras maratonianas y mientras marketing vive a gusto en soportes de comunicación bidimensional, Branding se sostiene mejor en soportes donde la comunicación, si o si, se vuelve social e interactiva a niveles que la Imagen Corporativa no puede asumir.

Branding está justo allí donde está tu diferencia está la base para conseguir una relación única con los grupos interesados en tu modelo de negocio, encuentra a los afines y los convierte en aliados comprometidos que disfrutan de la experiencia que la Imagen de Marca le ha propuesto compartir y que sienten que el compromiso se fundamenta en la necesidad de colaboración en una relación de iguales o pares, en la que las dos partes están dispuestas a trabajar por el bien común que las incluye a las dos. La Imagen de Marca tiene como objetivo fundamental conseguir permanecer en la relación. 

El diseño de una construcción sólida de Imagen de Marca se sustenta sobre la apoyatura que desarrolla un Valor Funcional que sea bueno para todos, un Valor Emocional que sea capaz de trasladar belleza en todo lo que comparte y una Responsabilidad Social Corporativa que busca en enriquecimiento de todas las partes interesadas. 


  • Naciendo en redes, los resultados obtenidos tienden a impregnar los puntos de encuentro habituales creados en la Era Industrial y estabiliza las relaciones con los empleados. 
  • Naciendo de la percepción externa obtenida en los puntos de encuentro reales, la necesidad de encontrar afines, obtenido y ejecutado el valor de la diferencia, busca su difusión posterior en las redes.



En contraposición, las bases desde donde la Imagen Corporativa se erige como estrategia de éxito para una Era Industrial, provienen de la percepción básica de que hay mucho terreno por conquistar y el avance debe ser sostenido de forma rápida, sin embargo, cuando la relación queda establecida, los conatos de fidelización solo logran un resultado de éxito, tan efímero, que hace que el modelo de negocio se muestre insostenible a medida que pasa el tiempo dando, así pistoletazo de salida a la Era de la Información que tanto asusta a los modelos de negocio que luchan por mantener el control y la supremacía del mundo 1.0.

Dame piernas y brazos, fuertes y rápidos y, en cuestión de segundos, conquistaré el mundo pero, si no llevo debajo del brazo soluciones para ganar confianza sobre el terreno conquistado, en menos tiempo aún perderé el territorio ganado.

No se cansará el @Equipodiverta de advertir que, no son las redes, las que crean los vientos que ahora barren las acciones de las empresas ancladas en la Era Industrial, es la relación sostenida en el tiempo, la que ha acumulado experiencias de gran calado, tanto en aspectos positivos, como en negativos y la que están devolviendo huracanes, que sin redes, sin duda, habrían encontrado un canal quizá hasta más virulento que ellas mismas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario