viernes, 13 de julio de 2012

Buscando afines. Presencia en redes

Los proyectos empresariales que con toda tranquilidad están viviendo en redes, se sostienen sobre la base que busca encontrar a esos afines, con gustos, objetivos y necesidades similares que pueden ser enriquecidos con las soluciones prácticas que podrán ser aportados desde los productos y servicios que los crean como modelo de negocio.

La entrada a redes de proyectos innovadores o nuevos, se tiñe, en un corto espacio de tiempo de los sistemas e intenciones colaborativas que el entorno virtual posee, el mismo espacio de tiempo necesitan estos negocios para tener absolutamente claro que toda esa estructura de colaboración terminará tiñendo a todo su proyecto y que son básicos esos conatos de cambio los que repercuten en el diseño de una Reputación on line que pronto termina emitiendo belleza como Valor Emocional que cuida al máximo las relaciones que establece y un Valor de Responsabilidad Social Corporativa que, siempre es enriquecido por todos los contenidos puestos a prueba y en formato de diálogo en una relación que transcurre, sin prisa, pero sin pausa, a tiempo real.

De las infinita apps que los SEO imaginan y ponen a disposición de cualquier usuario en redes aparecen millones de intentos de cuantificar y clasificar las devoluciones para prever movimientos que terminan, ofreciendo, ciertas garantías de éxito en la exposición de una campaña del tipo que sea, utilizando los canales de internet, pero parece haber aún, ni un solo virtuoso de los mundos 2.0 que no tenga la sospecha de que los movimientos, son tan rápidos, que las estadísticas, pronto dejan paso a una percepción intuitiva, de la que te puedes fiar más que, de todas métricas que los departamentos de Marketing requieren para ayudar a depositar confianza en una estrategia SocialMedia a la Imagen Corporativa que defienden. 

Las empresas que ya constituidas, que llegan siendo enormes, medianas o pequeñas, pero crecidas, a través, de procedimientos que las sostuvieron en la palestra durante la Era Industrial, sin embargo, encuentran verdaderas resistencias y obstáculos gigantescos en redes, a pesar del grado de confianza que los departamentos de Marketing lograron conseguir de la Imagen Corporativa para apostar por ese Social Media que, poco a poco, introduce ciertos cambios de perspectiva a todo el modelo empresarial.

El punto de encuentro generado en redes, tiende en todo momento a permeabilizar todo el proyecto, la información y la presencia de cambios reales a máxima velocidad, se traduce consecuentemente en una adaptación más flexible a los cambios. La respuesta es inmediata o debe serlo, al punto en que inmediata surge la pregunta. 

Llegar o creer que puedes partir desde una imponente Imagen Corporativa a redes, es la causa normal que hace que incalculables webs y cuentas en redes sociales aparezcan abandonadas y temerosas de abrir un solo comentario o hilo de conversación y el recurso habitual, suele desembocar en unas páginas muertas que no ofrecen valor más que el de la oferta y unos TLs que vuelven a repetir la misma oferta, y que no terminan de conseguir la fidelización y confianza que la Imagen Corporativa nunca logró.

El cliente potencial para un modelo de negocio típico de la Era Industrial, pasa por ser aquel que está en un hábitat donde tendrá que callar, anonadado y totalmente hipnotizado por un discurso repetitivo y único, sin opción a preguntar. Pero un Lead en redes, no participa, ni gusta de esas demostraciones de fuerza máxima y para conseguir a tus afines, es preciso romper la dureza de la Imagen Corporativa y malearla hasta convertirla en una Imagen que es capaz de asumir el reto del compromiso en una relación que se espera sea duradera.

Redes aparenta, ser lenta, en la captación de clientes potenciales, sin embargo, es rápida construyendo una relación de confianza, fidelidad, empatía y dispuesta a compartir experiencias atrayendo una Reputación que de un entorno virtual puede pasar a un espacio desvirtualizado, si las promesas ofrecidas, terminan cumpliéndose con seriedad.

¿Realmente, necesitas afines?

En un momento social donde el nivel de influencia que, aparentemente tenían los mensajes publicitarios, está cayendo a niveles preocupantes y donde todos comienzan a sospechar que aquello de "Dime de que presumes y te diré de lo que careces" es cierto, estar en redes y cambiar el deseo de tener clientes potenciales por afines que se convertirán en clientes fidelizados, es la única garantía para obtener la Reputación que demandan los mercados.

Sin prisa, pero sin pausa, entrar al mundo 2.0 y vivir allí tranquilos debe ser un objetivo a cumplir por todas nuestras empresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario