miércoles, 5 de diciembre de 2012

Discurso Nick Hanauer en TED (Realidad o creación)

La desintegración paulatina de la Imagen Corporativa, encuentra aliados, en cualquier espacio donde la evolución hizo aparición y allí, donde se consiguió probar que, no es necesario e incluso, puede que ya hasta sea insuficiente crear construcciones que recuerden esas gigantescas cadenas de montaje que ya no encontrarán salida a sus inmensos stocks de productos y servicios, si mínimo no pueden ofrecer pequeñas garantías donde se perciba con claridad absoluta que el compromiso es enriquecerse, mientras enriquece a todos y cada uno de los que tocan el proyecto y ya que estamos, en ese compromiso, podremos sacar, algo de tiempo, para trasladar belleza a través de nuestros productos y servicios, sin desmerecer la belleza del discurso repetitivo y único que tanto gusta a las estructuras jerarquizadas pero apoyándolo en el valor real de unos productos y servicios que realmente puedan ser útiles o "conformándose" con encontrar a los afines que si necesitarán de ellos.

¿Es real el discurso? es la pregunta que de forma paulatina se empieza a formular en todos y cada uno de los puntos de encuentro con nuestros grupos interesados sobretodo en aquellos que alimentan nuestras arcas y no solo esperan acumular beneficios, sin más esfuerzo que el de lograr evitar que posicione la competencia con su valor de diferencia.


¿Cuantos despiertos puede haber, en estos momentos? La Imagen Corporativa, conoce el éxito de sus mediciones para vueltas negativas, es consciente de que solo un cliente despierto, puede despertar a 10 y que esos diez, siguen multiplicando la cifra, si además, está segura de que va a seguir emitiendo las mismas palabras y ejecutando las mismas acciones ¿Cómo puede esperar resultados distintos en un ámbito donde sumará otro cliente despierto, casi en minutos?

La acumulación de experiencias tanto positivas, como negativas en sus interlocutores, en contradicción con las palabras emitidas de forma repetitiva durante décadas enteras que aderezan mecanismos de los que no se puede sentir muy orgullosa, terminarán generando devoluciones negativas de tal envergadura que difícilmente podrá permanecer en los mercados, sin mostrar la imagen de ser solo para acumular riqueza pero, sin ninguna intención de permanencia en el, disfrutando ya no solo de las desconfianzas de los grupos interesados, menos tenidos en cuenta, por el bajo valor que les presuponen y terminará desbordando a todas esas juntas que, a través de la merma de beneficios, optarán por asumir que lo invertido puede desaparecer en milésimas de segundo por las vueltas en los puntos de encuentro, la incapacidad para ofrecer valor real, en esos mismos puntos y la percepción de que no llegan a ser del todo confiables, aquellos proyectos que solo buscan la satisfacción instantánea, olvidando la relación. 



Discurso Nick Hanauer en TED

Los esfuerzos, en estos momentos, por seguir defendiendo y solidificando el status quo reinante que atrapó éxito en un pasado, más o menos cercano, enmarcado en una Era Industrial, de la que nos estamos descolgado para entrar a una Era de la Información, definitivamente son inútiles, en tanto en cuanto, estructuras creadas bajo en único objetivo de enriquecer a unos pocos han demostrado la incapacidad para permanecer cuando es sometida a la mirada de quien ya conoce como es el funcionamiento real.

Encontrar a Nick Hanauer y descubrir como es capaz de compartir que otras formas, son posibles, invita a pensar que hasta las estructuras jerarquizadas más rígidas pueden transformar hasta ser uno más viviendo en la era en que vivimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario