miércoles, 6 de marzo de 2013

(Tomando rumbo al Branding) Zona de embarque

Cuando se abrió este cuaderno de bitácora, la intencionalidad era la de aportar valor a un sector de eventos que acostumbraba a comprar piezas artísticas de las que no podía extraer mucho más valor que, el hábito rutinario que solo conseguía organizar las piezas de un evento como un mero collar de perlas, incapaz de servir nada más que al impacto de imagen y poco a poco, logramos mostrar la habilidad para poner en pie eventos estratégicos.

Aportar formulaciones válidas para la aplicación de las herramientas y usos artísticos en la consecución del resultado que busca ofrecer rentabilidad a una inversión que se perfilaba, siempre, como no retornable fue abriendo un mundo de posibilidades que podía comunicar contenidos, puestos en pie, para encontrar espacios de comunicación bidimensional que, de forma "sospechosa" nos fue acercando a las nuevas necesidades que los mercados ya estaban demandando. 

El reto de conseguir construir un Valor de Reputación como Marca, nos permitió diseñar un modelo más efectivo de gestión de nuestros tejidos empresariales y terminamos dibujando una estructura simple de implantación:



Para el tejido interno:

Diseño, planificación y gestión de talento o Coaching  que busca, no solo mejoras personales, sino la habilidad de gestionar equipos donde se ha de potenciar el talento individual y ponerlo a trabajar con un objetivo común, más la capacidad de aglutinar diferentes tipos de información para ofrecer soluciones globalizadoras.

Diseño, planificación y gestión de equipos de alto rendimiento donde se busca la expansión del talento individual y la habilidad de trabajar en equipos que han de construir Valor Funcional, Valor Emocional y Valor de Responsabilidad Social Corporativa, como un todo, perteneciente y totalmente encuadrado en la tarea.


Para el tejido en espacios de comunicación:

Eventos estratégicos que no buscan solo mostrar una Imagen concreta generando impacto de venta. Se precisa diseñar eventos estratégicos que puedan convertir, todo el espacio, en un ámbito donde la Marca muestra su intención de ser un miembro influyente de la comunidad que quiere compartir una experiencia y donde puede escuchar, dialogar y atender a los asistentes para ofrecerles soluciones que les enriquezcan a todos.

Espacios de atención al cliente que de igual manera han de ser transformados desdibujando esa imagen que solo busca que compren y que rápidamente se vayan para que entre otro consumidor, que ahora, ya no llega, hasta neutralizar y dejar espacio a una Imagen de marca que busca compartir su propia experiencia con el consumidor, escuchando, dialogando y ofreciendo soluciones reales que enriquezcan a todos.



Todos nuestros procesos son diseñados con herramientas de uso habitual en las Artes escénicas, que son las que contienen la habilidad básica de establecer diálogos enriquecedores, a tiempo real.



Estamos Aquí

Donde intentamos crear un proyecto común, con el que desarrollar estos cuatro puntos, hasta lograr la máxima expresión de implantación de estos procesos que son los que definen el trabajo fundamental de un Personal Branding que pueda hacer, un uso eficaz, de nuestras rutinarias herramientas artísticas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario