miércoles, 9 de abril de 2014

EmployerBranding. Errores en ejecución y diseño

Employer Branding o la aparente utopía que busca fidelizar el capital humano, el activo más costoso de todo proyecto empresarial, para construir una Imagen de Marca que pueda llegar a ser reconocida como buen empleador tanto dentro de su infraestructura, como fuera, consolidando y proyectando un perfecto Valor de Responsabilidad Social Corporativo, cuya estrategia se basa en la construcción del ambiente adecuado que logra resaltar las características, habilidades y diferencias de cada empleado, convirtiéndolas en un valor de utilidad al marco del proyecto, amplificando la capacidad de desarrollo y el crecimiento personal favoreciendo el buen clima laboral que permite la acción creadora que dota de innovación y talento al modelo de negocio.

El concepto general de diseño de Employer Branding, huye de construcciones simples publicitarias donde el esfuerzo se sustenta única y exclusivamente, en la réplica de una apariencia, más o menos, forzada y de la recreación de un interés por crear ambiente semi festivo o familiar constante que se refuerza, a si mismo, con la intención de satisfacer necesidades simples intentado mantener efectos de impacto de venta o Imagen. Ninguna de estas opciones de direccionalidad, elegidas en primera instancia por quienes se sienten atraídos por los beneficios implícitos en esta estrategia, no garantiza, en modo alguno, la obtención de retorno en la inversión estimando este tipo de implementación.

Responsabilidad Social Corporativa

  • La secuencia de desarrollo, ideado en la dirección equivocada contiene la dificultad de sostener el argumento de Responsabilidad Social Corporativa que siempre tiende a ser comparado con la acción real que se ejecuta y la devolución negativa, por esta circunstancia, es inevitable en todos los puntos de encuentro.
  • En la transmisión del contenido, si este no logra ser proyectado en las líneas estimadas como procedimientos, políticas, herramientas y recursos no logrará traspasar los límites que impone la rígida Imagen Corporativa, desatendiendo la necesidad real de compromiso asumido y que requiere ser cumplido para levantar la Responsabilidad Social Corporativa que necesita el diseño de Imagen de Employer Branding.

Embajadores de Marca

  • Un empleado premiado, puede sostener un estado de satisfacción por un espacio relativamente corto de tiempo pero, nunca podrá acumular fidelización más allá, a no ser que su desarrollo personal, la coherencia entre lo que ha de decir y lo que ha de hacer se sostenga. de forma coherente, en el tiempo. Mientras se le permite generar pertenencia participando del proceso de colaboración que necesita de su talento, creatividad y sello de diferencia. 
  • Una visión que no contenga la percepción del empleado como el poseedor de la clave que aportará el recurso de innovación necesaria para dar soluciones satisfactorias a tiempo real, no resulta efectivo.
  • No asumir que la tarea concreta, por muy pequeña que parezca y que realice cualquier empleado, terminará rozando y relacionando el producto y los servicios con los grupos interesados, es perder la posibilidad de convertir al activo más importante y costoso de toda la empresa, en un embajador de la Marca, con la habilidad de convertir en estratégica cualquier acción que deba ser lanzada y a la vez se pierde  la oportunidad de aprovechar información recogida en canales interactivos acerca del Valor Funcional y como se relaciona este con los grupos interesados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario