jueves, 19 de junio de 2014

El conflicto dramático como recurso publicitario

El uso del conflicto,  a dos bandas, es un recurso habitual de la publicidad corporativa. Lograr que el interlocutor tome partido y defienda la propuesta identificándose con la aparente diferencia formal e ideológica entre una u otra opción ha logrado manifestar un rédito de éxito, más o menos estable, durante décadas.

El recurso más simple del conflicto dramático hace uso de la dualidad "Bueno Vs malo"  llega a complicarse, de forma técnica, desdibujando el núcleo hasta llegar a ser transformados en simples posturas de acción ante sucesos o acciones concretas rutinarias. El aprovechamiento del interés de resolución del conflicto que atrapa la atención del ser humano y la capacidad que este tiene de elegir convertirse en canal interactivo que juega a la convención de ser partícipe como defensor de la causa.

El conflicto recurre a la identificación por empatía y se desarrolla en la habilidad que tiene el ser humano de hacerse partícipe y perteneciente a las propuestas, sin embargo, el conflicto, cuando es jugado solo desde las apariencias y no manifiesta la cualidad de sostenerse sobre una estructura correcta de contenidos, a los que da vigencia, una coherente partitura de acciones y texto, se vuelve ilegible y facilita canales de reflexión donde se leen las carencias que se acentúan hasta resultar tedioso al interlocutor que termina desatendiendo toda la pieza.

Sin una atención constructora coherente del dibujo global, la tendencia deja en evidencia el gusto por la carrera en el impacto de ventas y sustituye la diferencia, por la amabilidad de lo políticamente correcto, manteniendo a toda la estructura interna y externa en un constante devenir de devoluciones en los puntos de encuentro donde la realidad del proyecto empresarial comienza a obtener unos réditos de credibilidad máxima, que chocan, de forma directa, con el discurso del mensaje.

Diseño de contenidos globales

De fácil y recurrente, el recurso del conflicto dramático, aislado del contexto mantiene un grado de atención limitado dispuesto a ser usado en acciones efímeras en las que no se requiera una continuidad de impacto y un concepto de diseño de Branding con clara tendencia a cumplir el objetivo de mantenerse como miembro influyente ha de dar más valor a toda la estructura que a los mensajes o formas con las que esta quiera manifestarse.

El conflicto tiende a ser el sustento de toda propuesta que pretende ser tenida en cuenta, sin embargo, su construcción ha de estar supeditada a un contexto repleto de circunstancias que al ser leídas con claridad le dan la forma adecuada y a un exhaustivo trabajo de diseño de un plan coherente de acciones manifestadas en todas las formas de relación que va a mantener el "personaje" o propuesta empresarial cuando ha de ser leída como una entidad dispuesta a permanecer en el entorno donde habita.

El concepto de Imagen de Marca, para conservarse, en medio del rígido núcleo corporativo ha de ser dirigido hacia la consecución de la premisa de manifestarse de forma atrayente para, una vez captada la atención, atrapar la certeza que provoca el impacto de venta en la promesa que obliga a revelar que todo el tejido empresarial está en una línea de acciones coherentes con el mensaje, mientras tiene en cuenta que la interacción con los grupos interesados exige contenidos y propuestas donde, no solo se vea reflejada una parte de si mismos, si no que espera entornos donde se esté ofreciendo soluciones efectivas en relación con el producto, los servicios, las formas en que estos son traídos hasta su alcance de compra y la satisfacción en la relación posterior. 

Branding nace con la intención de hacerse cargo de dar salida a este nuevo tipo de demandas en todos los mercados y entre sus tareas, debe estar la de contabilizar los recursos publicitarios de los que se ha estado valiendo la Imagen Corporativa para transformarlos en propuestas de carácter más sólido que lo que puede ofrecer un departamento de Marketing donde el objetivo fundamental pasa única y exclusivamente por el impacto de venta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario